10 Planes para disfrutar con niños en la provincia de Palencia

Villa romana de La Olmeda. Palencia. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Villa romana de La Olmeda. Palencia. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Navegar, trotar, pedalear, saltar, explorar... diez apasionantes planes para disfrutar con los más pequeños en la provincia de Palencia.

PALENCIA EN FAMILIA

Diez ideas para disfrutar de la provincia de Palencia con los más pequeños

© Texto y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO

¿Cuándo llegamos? ¿Falta mucho?… Así son los niños: todo impaciencia. Cualquier kilómetro se les hace largo. Aunque sea en coche. Mucho más si el destino prometido tiene algo que ver con bisontes de verdad, como los que el hombre prehistórico pintó en Altamira. O con ponerse un casco metálico y entrar en el interior oscuro de una mina de carbón. O acercarse a conocer a un ser vivo con más de 500 años de edad. O subirse a un barco y navegar por entre los campos de Castilla.

Propuestas todas que pueden hacerse sin salir de la provincia de Palencia. Propuestas todas con las que disfrutan tanto los grandes como los pequeños. Ideas que sirven, perfectamente, para planear un fin de semana en familia. Aventuras inolvidables que harán que los más pequeños se vuelvan, si cabe, más impacientes. Aquí os dejamos diez propuestas que tal vez te interese tener siempre a mano.

 

 

01 LA VÍA VERDE DEL TREN BURRA (Palencia-Castromocho).

Lo bueno de pedalear por una Vía Verde es que sabes que no te vas a encontrar con ninguna cuesta de enjundia. Como mucho, leves repechitos. En esta, en concreto, es más preocupante hacia donde sople el viento. En cualquier caso, es una estupendísima oportunidad para plantear una cabalgada familiar en bicicleta por la ancha Castilla siguiendo uno de los ramales que los Ferrocarriles Secundarios de Castilla tendieron sobre la meseta a mediados del siglo XIX. El inicio del viaje hay que buscarlo en la dársena del Canal de Castilla en la capital palentina. Desde aquí, la sirga lleva en 5 kilómetros hasta la esclusa 30 para conectar con la antigua plataforma de la vía del tren y continuar por ella pasando por las estaciones de Villamartín, Mazariegos (con torre de observación), Baquerín y Castromocho. En total son 30 kilómetros.
Para aventuras de mayor calado, es posible continuar un poco más y enlazar con el Ramal de Campos del Canal de Castilla que ofrece la posibilidad -loca idea- de un largo rodeo por sus orillas hasta regresar a la capital palentina.

 

Esclusas 25-27 en el Serrón. Cerca de Grijota. Canal de Castilla. Ramal de Campos. Palencia. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego
Esclusas 25-27 en el Serrón. Cerca de Grijota. Canal de Castilla. Ramal de Campos. Palencia. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego

02 EL CANAL DE CASTILLA.

Y, ya puestos, existen infinitas posibilidades para disfrutar de esta maravillosa infraestructura hidráulica pergeñada hace más de doscientos años. El esfuerzo que supuso arañar la tierra para conseguir que las barcas fluyeran por ella con mercancías y pasajeros solo se justifica ante la acuciante necesidad de encontrar un medio de transporte fiable en un tiempo en el que los caminos de Castilla, cuando llovia, no soportaban el paso ni de las carretas. Aquella infraestructura, aunque en algunos puntos bastante maltrecha, ofrece hoy la impagable experiencia, por ejemplo, de circular por sus sirgas -a pie, caballo o bicicleta- disfrutando de un auténtico oasis de vida y agua en cualquier momento del año. Rincones de visita imprescindible en esta provincia son Alar del Rey, donde nace, con su dársena y bodegas; Herrera de Pisuerga; Frómista; las esclusas de Calahorra de Ribas; El Serrón; Villaumbrales; Sahagún el Real; la dársena de Palencia; Dueñas…

Por supuesto, la experiencia de subirse a un barco de verdad, tripulado por un capitán de verdad y disfrutar de una plácida singladura de verdad es algo que a un niño de tierra adentro no puede dejar indiferente. Y a un adulto, tampoco. Dentro de la provincia, podemos gozar de las delicias de la navegación en dos embarcaderos. El Marqués de la Ensenada (tel. 664 201415/ 979 70 65 23) arranca sus viajes en el Centro de Interpretación ubicado junto a la retención de San Andrés -se accede desde la N-611 en el kilómetro 79-, en Herrera de Pisuerga. En Villaumbrales se localizan La Casa del Rey, antiguo astillero donde se ubica el Museo del Canal de Castilla (tel. 979 833 114), y el muelle desde el que parten los viajes del barco Juan de Homar (tel. 673 368 486).

 

Un ornitólogo en el humedal de La Nava. Fuentes de Nava. Palencia. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego
Un ornitólogo en el humedal de La Nava. Fuentes de Nava. Palencia. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego

03 LA LAGUNA DE LA NAVA (Fuentes de Nava).

Ir a disfrutar del vuelo de los pájaros en familia puede ser algo tan emocionante como que hay algunas que se recorren toda Europa con este propósito: son las que siguen la Ruta de la Aves -Birdflyway, en su denominación internacional-, un itinerario ornitológico integrado por más de 12 espacios naturales entre los que se encuentra, precisamente, la Laguna de la Nava. Este importantísimo humedal destaca por la cantidad de aves que acoge durante los inviernos y la variedad de especies que presenta el resto del año. Si se va con niños, lo mejor es ponerse en contacto con la Casa del Parque, en Fuentes de Nava (tel. 979 84 25 00) y dejarse asesorar por los monitores.

 

04 GIGANTES DE VERDAD.

A las familias andarinas les encantará dedicar una jornadas a visitar a dos espectaculares gigantes de la Montaña Palentina. El primero de ellos es El Gigante del Valle Estrecho y para verlo hay que seguir la senda señalizada con el código PR-P del mismo nombre. Son dos kilómetros de fácil realización que llevan hasta el mirador desde el que se aprecia la silueta montañosa del gigante dormido. La leyenda que lo justifica la leemos allí mismo en un panel. El inicio del sendero se localiza a 2 km de Resoba en la P-210 en dirección a Guardo.

Y por la tarde podemos acercarnos a ver al otro gigante palentino, el Roblón de Estalaya. Estamos hablando de todo un señor abuelo con más de 800 años de edad, 17 metros de alto, 9 de perímetro en el tronco y 11 de perímetro en la base. El sendero señalizado de 5 kilómetros de longitud y trazado circular que lleva hasta él arranca en el aparcamiento ubicado en la carretera que desde el embalse de Requejada se dirige hacia Herreruela de Castillería. Más información sobre ambas rutas en la Casa del Parque Natural de Fuentes Carrionas y Fuente Cobre – Montaña Palentina, tel. 979 139 401. MÁS INFORMACIÓN.

 

05 BISONTES Y ESTRELLAS (San Cebrián de Muda).

También en la Montaña Palentina, en San Cebrián de Mudá, podemos hacer dos cosas: mirar a las estrellas o mirar a los bisontes. Para lo primero está el Mirador de las Estrellas, un pequeño observatorio astronómico ubicado en el antiguo secadero de carbón de las minas de San Cebrián. Se realiza una actividad nocturna, que dura unas dos horas, y consiste en una proyección de planetario y posterior observación con telescopio. Se requiere reserva previa y un grupo mínimo de 1o personas.

Para lo segundo hay que acudir a la Reserva del Bisonte Europeo y el Parque Cuaternario. A dos kilómetros del pueblo, donde se encuentra el centro de recepción de visitantes, aguarda la sorpresa de una pequeña manada de bisontes llegados directamente de la prehistoria campando a sus anchas por entre las 20 hectáreas de robledal y praderas que han convertido en su casa. También alberga dos ejemplares de caballo Przewalski. Información: www.bisonbonasus.es/mirador.html. Tel. 979 60 58 23 / 666 22 95 74.

 

06 A POR CARBÓN (Barruelo de Santullán).

A lo más pequeños les encantará descubrir lo que suponía dedicarse a extraer carbón hace no tanto tiempo. El Centro de Interpretación de la Minería lo encontramos en el edificio de las escuelas nacionales de Barruelo de Santullán. Con 600 metros cuadrados de exposiciones, repartidos en tres plantas y nueve salas, ofrece un recorrido didáctico por el mundo de la minería que va mucho más allá de unos pocos paneles explicativos. Aunque, sin duda, el plato fuerte es el recorrido guiado que se realiza por el interior de las galerías mineras reproducidas con total fidelidad a las afueras del pueblo. La visita a las galerías hay que reservarla previamente. Web: www.turismobarruelo.com. Tel: 979 60 72 94. MÁS INFORMACIÓN.

 

Sala principal de la Villa romana de La Olmeda con el mosaico Oecus. Palencia. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Sala principal de la Villa romana de La Olmeda con el mosaico Oecus. Palencia. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego

07 LA OLMEDA (Pedrosa de la Vega).

Si a vuestros pequeños les gustan los puzles o los juegos de construcción, no dudéis en llevarlos a la villa romana de La Olmeda, con uno de los mayores conjuntos de mosaicos existentes en edificios públicos del occidente romano. Se conservan más de 1.500 metros cuadrados de pavimentos con mosaicos realizados por distintos artesanos y equipos. Pero su valor no se debe sólo a la extensión, si no también a la calidad en la ejecución, muy superior a la media de los mosaicos conservados en España. Web: www.villaromanalaolmeda.com. Tel. 979 11 99 97.

 

08 LA EDAD MEDIA EN FUENTES DE VALDEPERO.

Traspasar las puertas de un castillo siempre es una invitación a soñar con aventuras, caballeros, dragones y batallas. En el de Fuentes de Valdepero, además, puede disfrutarse con la historia de Palencia realizada en plastilina. El itinerario turístico permite, peldaño a peldaño, descubrir en carne propia lo que es un “pudridero” o “tronchapiernas”, recorrer el pequeño laberinto de escaleras y estancias que se alojan entre sus muros, los torreones de sus esquinas, pasear por las tres plantas que caben en el interior de la torre, asomarse y rodear el patio de armas -que alberga el Archivo de la Diputación-, y llegar a lo más alto del castillo, con una estupenda vista de la localidad y el entorno. Web: castillodelossarmiento.es. Tel. 979 76 77 32 – 687 93 07 38.

 

Cueva de los Franceses. Páramo de la Lora. Palencia. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Cueva de los Franceses. Páramo de la Lora. Palencia. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego

09 LAS ENTRAÑAS DE LA TIERRA (Revilla de Pomar).

Si se lo propones, a un niño no le cuesta nada imaginarse que en vez de estar recorriendo el interior de la Cueva de los Franceses (tel. 659 94 99 98, lacuevadelosfranceses.es) lo que hace es caminar por el estómago de un dragón. Ambas visiones son compatibles -la fantástica y la científica- si con ello logramos disfrutar aprendiendo sobre los sobrecogedores procesos que dan forma a la Tierra. Acabada la visita, y para compensar, no hay que perderse la vista casi aérea que se brinda el Mirador de Valcabado.

 

10 DE RAMA EN RAMA (Cervera de Pisuerga).

El Robledal del Oso de Cervera de Pisuerga es un parque de aventuras en los árboles donde lo natural es ir de rama en rama. Siempre bien atado y con todas las medidas de seguridad posibles, por supuesto. El parque está organizado en diferentes circuitos que pueden realizarse según la experiencia y habilidad de cada cual.Todo ello bajo la supervisión de expertos monitores que guían la actividad y orientan sobre las habilidades necesarias para superar cada circuito. También hay uno -circuito demo- diseñado para permitir una enseñanza rápida y segura de cómo utilizar los equipos de protección. Es imprescindible llamar antes de ir para saber si hay plazas. (Tel. 630 94 45 21, elrobledaldeloso.com).

 

reserva-online.jpg
DÓNDE DORMIR
¿Te apetece ir? Reservando aquí tu hotel o casa rural me ayudas a elaborar este blog ¡Gracias!


Booking.com

10 Planes para disfrutar con niños en la provincia de Palencia
5 (100%) 15 votes

699total visits,1visits today

More from Javier Prieto Gallego

El Duero cerca de Toro (Zamora)

SIMPLEMENTE, LO QUE VEO/fotos de mi archivo El Camino de Santiago del...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *