Aquí se rodó la película “El Bueno, el Feo y el Malo” (Burgos)

Osario animal en el escenario cinematográfico donde se construyó el "Campo de Batterville", en 1966 para el rodaje de la película "El feo, el bueno y el malo", protagonizada por Clint Eastwood. Carazo. Valle del Arlanza. Burgos. Castilla y León. España, 2006 © Javier Prieto Gallego
"Campo de Batterville", escenario de la película "El feo, el bueno y el malo". Carazo. Burgos. Castilla y León. España, 2006 © Javier Prieto Gallego
Te propongo un bonito y fácil paseo a pie por algunos de los escenarios burgaleses en los que se rodó la película "El Bueno, el Feo y el Malo" en 1966.

EL VALLE DE LOS BUSCAVIDAS

Paseo a pie por los escenarios en los que se rodó esta mítica película

© Texto y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO

En 1966 el director italiano Sergio Leone aterrizó con un tropel de técnicos y actores en los apartados serrijones que el río Arlanza dibuja entre las localidades de Covarrubias y Salas de los Infantes para rodar algunas de las escenas más impactantes de una de sus películas más conocidas: “El Bueno, el Feo y el Malo”. Es así como los vecinos del pequeño pueblo burgalés de Carazo se convierten, por segunda vez en sus vidas, en figurantes de cine para una película que alcanzaría gran repercusión internacional. Han pasado 49 años y, además de en su memoria, todavía quedan recuerdos sobre el paisaje de algunos de los escenarios que tuvieron que levantarse para conseguir que este bello rincón burgalés apareciera para el mundo entero como un apartado rincón de Nuevo México en el que tres buscavidas se disputaban el oro escondido en una tumba del cementerio de Sad Hill. En una ocasión anterior los vecinos de Carazo ya habían participado también en el rodaje de “El valle de las espadas”.

El rodaje de la película se llevó a cabo entre los meses de julio y agosto después de que el equipo encargado de localizar exteriores fuera a parar a los pies del impresionante murallón calizo que dibuja la peña del Carazo en el curso medio del río Arlanza. Este murallón rocoso, que emerge sobre los valles circundantes como una larga muralla natural de perfiles acantilados, constituyó desde tiempos prehistóricos un enclave natural de alto valor estratégico tanto por sus vistas como por su carácter totalmente inexpungable. Desde abajo, sus laderas rocosas y el mar de sabinas que se extiende a sus pies pinta tal cual el escenario semiárido de un territorio de transicciones del extremo sur de norteamérica.

Pequeños túmulos restos del cementerio cinematográfico de Sad Hill, construido en 1966 para rodar la película "El feo, el bueno y el malo", protagonizada por Clint Eastwood. Peña de Carazo. Valle del Arlanza. Burgos. Castilla y León. España, 2006 © Javier Prieto Gallego;
Pequeños túmulos restos del cementerio cinematográfico de Sad Hill, construido en 1966 para rodar la película “El Bueno, el Feo y el malo”, protagonizada por Clint Eastwood. Peña de Carazo. Valle del Arlanza. Burgos. Castilla y León. España, 2006 © Javier Prieto Gallego;

Así lo vio Sergio Leone, que decidió alejarse de los escenarios desérticos de Almería, en los que transcurre la primera parte de la película, para rodar en éstos la parte final del relato y el desenlace.
La película se desarrolla durante la Guerra de Secesión americana mientras los tres protagonistas andan a la búsqueda del botín de un asalto a las arcas del ejército sudista. Pero para su localización exacta necesitan compartir la parte de información que, por diversos medios, ha logrado reunir cada uno de ellos por separado. Es así como se persiguen y engañan en el transcurso de la aventura tratando de ser el primero en reunir la información completa y recuperar el botín. La astucia a la par de los tres protagonistas, encarnados por Clint Eastwood, como El Rubio, Lee Van Cleef, Sentencia, y Eli Wallach, Tuco, sólo puede conducir a un peculiar duelo a tres sobre el círculo central del gigantesco cementerio de Sad Hill.

La escena final de las película tiene lugar en esta localización.

La magnitud del escenario, un impresionante anfiteatro natural en el que se simularon las tumbas de 6.000 personas, hace que hoy, 49 años después, siga siendo perfectamente distinguible. El acceso hasta el fingido camposanto, punto de arranque del posterior paseo a pie en busca de otro de los escenarios del rodaje, puede hacerse desde la localidad de Contreras. En la parte sur del pueblo, al poco de pasar la iglesia y a la altura de las antiguas escuela, se abre, por la derecha, la pista de tierra que enlaza este pueblo con Santo Domingo de Silos. El camino está balizado con marcas de pintura roja y blanca. Tres kilómetros de tendido ascenso, y después de dejar a un lado del camino unos peculiares monumentos en piedra de aire místico-naïf, llevan hasta el collado junto al cual se distinguen los destrozos de un antiguo yacimiento de arena.

GR.82 en el tramo que une Carazo y Santo Domingo de Silos bajo la Peña de Carazo. Valle del Arlanza. Burgos. Castilla y León. España. 2006 © Javier Prieto Gallego
GR.82 en el tramo que une Carazo y Santo Domingo de Silos bajo la Peña de Carazo. Valle del Arlanza. Burgos. Castilla y León. España. 2006 © Javier Prieto Gallego

En ese punto es preciso abandonar la pista, que continúa hacia Santo Domingo, y aparcar el vehículo junto a la valla que delimita el término municipal. Del otro lado de la valla se abre el anfiteatro natural donde todavía se aprecian los restos de los montículos, moteados casi todos por matorrales de enebro, que dibujaron el engaño de las tumbas. En el centro de círculo se aprecia la explanada del duelo que en la película aparece como un viejo empedrado y aquí como un corro herboso. Una perspectiva todavía mejor del conjunto se tiene continuando por la pista hacia Santo Domingo hasta alcanzar el alto que está a la vista.

El paseo

El paseo a pie hasta la localidad de Carazo descubre, desde aquí, el hermoso y apartado valle que se abre entre las peñas de Carazo, a la izquierda, y las de Los Cuetos, a la derecha. Para ello basta seguir, desde la valla, las marcas de pintura azul y amarillo. El primer kilómetro, desde ese punto, no tiene pérdida. Discurre en dirección sureste, paralelo a las peñas, en el límite del sabinar, por la izquierda, y las praderas, por la derecha. Unos doscientos metros después de alcanzar un destartalado refugio se alcanza una bifurcación.

En ella campea una señal que indica que el camino para bicicletas, y ahora para el paseante, que lleva a Carazo es el de la derecha. Durante el regreso se confluye de nuevo aquí llegando por el ramal de la izquierda, y que ahora no se toma.

GR.82 en el tramo que une Carazo y Santo Domingo de Silos bajo la Peña de Carazo. Valle del Arlanza. Burgos. Castilla y León. España. 2006 © Javier Prieto Gallego;
GR.82 en el tramo que une Carazo y Santo Domingo de Silos bajo la Peña de Carazo. Valle del Arlanza. Burgos. Castilla y León. España. 2006 © Javier Prieto Gallego;

Siempre con la guía de la pintura azul y amarilla, se acomete un ligero repecho que aboca de inmediato el paseo hacia un pinar de repoblación. Al terminarlo se abre la vista del anchuroso valle extendido entre las calizas y el sabinar. Trescientos metros después de finalizar el pinar, el paseo topa con una cancela ganadera que habrá que dejar como esté. Así, por los prados de la Rasera de la Pila, y posiblemente entre vacas, discurren los siguientes 1.300 metros de recorrido que finalizan al alcanzar el curso de dos arroyos. Del otro lado, el camino se interna en los dominios del rebollar de Las Majadillas. Sin pérdida posible el camino enlaza, 1.700 metros después, con la carretera que llega desde Santo Domingo de Silos.

Hay que tomar ésta hacia la izquierda para entrar, 400 metros más adelante, en la localidad de Carazo. Un cartel de madera justo a la entrada anuncia la enigmática ubicación del Campamento Batterville, otro de los escenarios levantado para el rodaje de la película.

Campamento Baterville, en lo alto de una colina junto a Carazo.

Su visita implica no entrar todavía en el pueblo y tomar el camino que sube hacia el cementerio –éste de verdad- con ánimo de coronar el teso que se alza por esa parte. Hay que traspasarla, continuar un tramo pegado a ella y luego dejarla abajo para subir hasta la cima del cerro de La Majadas de las Merinas. En su superficie plana aún se distinguen los fosos que se construyeron para cercar el Campamento-prisión en el que Tuco y El Rubio fueron recluidos por el ejército nordista. En ese lugar topan con Sentencia, quien torturará a Tuco para que le rebele el nombre del cementerio en el que se encuentra escondido el dinero. Para recrear este escenario fue preciso explanar 14.000 metros cuadrados y cercarlos con los sacos terreros y empalizadas que se ven en la película. En las secuencias rodadas aquí, donde aparece una prisión abarrotada, se distingue el rostro de muchos vecinos de la zona. Hoy, sobre la que fuera una planicie polvorienta, se esparcen los huesos relamidos por los buitres de un esporádico osario animal.

Para cerrar el círculo que lleve de nuevo al punto de partida hay que regresar a Carazo, seguir por la carretera hacia Salas y, casi al final del pueblo, localizar el poste de señalización que, junto a una fuente seca, apunta las marcas del GR.82 hacia Silos.

Poco después de cumplir desde aquí el primer kilómetro se pasa junto al cercado de una finca guardada –del otro lado- por nerviosos mastines, justo antes de un encajonamiento natural apretado por relamidas areniscas rocosas. El camino hasta el cementerio de Sad Hill, no tiene posible pérdida: siempre guiado por la marcas de GR.82 discurre entre praderas y manchas de roble tan imprevistas como la que se descubre 900 metros más adelante del concierto de mastines, festoneando una lagunilla estacional sobre la que se compone el reflejo de los añosos robles. Desde este punto hasta la bifurcación que yendo hacia Carazo se tomó a la derecha median 2.700 metros. Un kilómetro más hasta donde se dejó el coche.

EN MARCHA. Hasta la localidad de Carazo puede llegarse desde Barbadillo del Mercado, en la N-234 que une Burgos y Soria.

EL PUENTE DE LANGSTONE. El otro importante escenario natural localizado en esta zona aparece en la película con el nombre de puente de Langstone, junto al que se recrea una dura batalla entre los dos ejércitos repleta de extras y explosivos. La escena fue grabada en un recodo del río Arlanza, a 3,5 kilómetros de la localidad de Hortigüela, en la carretera que conduce hasta Covarrubias, poco antes del monasterio de San Pedro de Arlanza.

EL PASEO. Tiene una longitud total de unos 10 kilómetros que pueden hacerse en unas tres horas.

Croquis del paseo a pie por los escenarios de la película El bueno, el feo y el malo. Burgos. © Javier Prieto Gallego;
Croquis del paseo a pie por los escenarios de la película El Bueno, el Feo y el Malo. Burgos. © Javier Prieto Gallego;
reserva-online.jpgDÓNDE DORMIR
Aquí te presento dos sugerencias. Si no te convencen, utiliza el buscador de más abajo.

HOSPEDERÍA CONVENTO SAN FRANCISCO. Las Eras, s/n, Santo Domingo de Silos, Burgos. En un precioso convento franciscano del siglo XVI en las afueras de Santo Domingo de Silos y ofrece habitaciones elegantes con vistas a los alrededores. Conserva algunos elementos originales, como arcos de piedra y patios. Todas las habitaciones son amplias y cuentan con muebles de madera y una bonita decoración. Tiene restaurante. san francisco Resérvalo aquí

HOTEL TRES CORONAS DE SILOS. Plaza Mayor 6, Santo Domingo de Silos, Burgos. En un palacio del siglo XVIII a pocos metros del monasterio de Silos. Los interiores son de piedra, madera, vidrieras y suelos de cerámica.Wifi gratis. Restaurante con cocina regional. tres coronasResérvalo aquí

¿NECESITAS OTRO TIPO DE ALOJAMIENTO? RESERVA AQUÍ TU HOTEL O CASA RURAL



Booking.com

Recordando al Bueno, al Feo y al Malo

En el año 2016, con motivo del 50º aniversario del rodaje, se pretende revitalizar el interés por visitar estos escenarios. Para ello se ha creado una asociación que quiere poner en marcha diversas iniciativas. Habrá que estar atentos. Este es el enlace de su web.

 

 

Aquí se rodó la película “El Bueno, el Feo y el Malo” (Burgos)
5 (100%) 18 votes
More from Javier Prieto Gallego

Olmedo: ladrillo, capa y espada (Valladolid)

La figura del Caballero y el mudéjar polarizan una visita a esta...
Leer más

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *