Árboles y bosques centenarios de Castilla y León

Una pasarela reocorre el interior de la Tejeda de Tosande para evitar la erosión del suelo por la afluencia de visitantes. Parque Natural de Fuentes Carrionas, Fuente Cobre- Montaña Palentina. Palencia. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego;
Una pasarela reocorre el interior de la Tejeda de Tosande para evitar la erosión del suelo por la afluencia de visitantes. Parque Natural de Fuentes Carrionas, Fuente Cobre- Montaña Palentina. Palencia. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego;
Están ahí, son silenciosos y muy muy ancianos: aquí tenéis una invitación a conocer El Pino-Roble de Canicosa de la Sierra (Burgos) y otros cinco rincones con árboles venerables, todos ellos varias veces centenarios, de Castilla y León. Espero que os guste.

Venerables silenciosos

© Texto y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO

El Pino-Roble de Canicosa de la Sierra (Burgos) anda metido estos días tan en jaleos electorales y búsquedas de alianzas como el más jabato de nuestros políticos. De hecho parece que le hubiera entrado algo de envidia al ver tanto “vótame que yo te voto”. Y nada más lejos de la realidad.

En este caso “la culpa” es de sus vecinos, que vieron en el concurso de “Árbol Europeo del Año” la oportunidad de sacarlo a la palestra y no lo dudaron. Para ellos el Pino-Roble es su monumento natural por excelencia, además de su vecino más longevo, sin lugar a dudas. Y un ser vivo completamente excepcional. Para empezar, porque no se trata de un ser vivo como tal si no de dos: un pino de unos 130 años de edad que vive dentro de un roble de unos 250, dos buenos amigos que funcionan como uno solo. En términos más específicos, un árbol geminado.

Un caso único en el mundo que desde lejos deja con la boca abierta mientras a la cabeza se asoma la idea de un extraño intento de manipulación genética, hibridación vegetal sin precedentes o hechizo fallido de brujas en periodo de aprendizaje. De cerca, el misterio se resuelve: el roble, mucho más anciano que el pino, fue, con las podas y los achaques propios de la edad, ahuecando su grueso tronco hasta quedar convertido en un pequeño corralito que al pino albar le vino divinamente para prosperar al abrigo de la intemperie, mordiscos de ganado y pisotones. Y tanto tanto prosperó que al final ha rellenado el hueco del viejo roble hasta parecer uno. Tanto que es muy posible que el final de esta historia de amistad y camaradería entre árboles termine mal: si el pino continúa ensanchando su tronco es más que probable que acabe por reventar al roble que lo vio crecer. Así son las cosas de la madre naturaleza.

Bueno, el caso es que el Pino-Roble de Canicosa salió vencedor en la fase nacional del concurso, elegido por votación popular como el candidato español para “Árbol Europeo del Año” y ahora anda buscando votos como un descosido para salir vencedor ante los otros 14 árboles singulares presentados por los países que participan en el concurso. La forma de hacerlo es tan sencilla como entrar en la web del concurso -www.treeoftheyear.org- y votar antes del 1 de marzo. Lo bueno de este concurso es que, además del reconocimiento internacional que supone para el ganador y las ayudas que recibe, una de las cosas que más puntúan no es la rareza o espectacularidad de los ejemplares presentados si no la estrecha relación que exista entre los candidatos y los vecinos humanos de su entorno. Y en eso, el de Canicosa puede considerarse ya campeón.

Sea como fuere, todo esto puede convertirse en una excusa estupenda para acercarse a conocer el que ya puede considerarse “Árbol Español del Año” elegido a través de las redes sociales. El acceso hasta el Pino-Roble se localiza en la salida de esta localidad de la Comarca de Pinares, por la carretera de Navaleno. A 1,2 km del pueblo, en una marcada curva de la carretera arranca la pista que lleva en 300 metros hasta él.

Y ya puestos, y dado que en Castilla y León contamos con un buen catálogo de árboles singulares y bosques centenarios, a continuación proponemos otros 5 lugares hasta los que acercarnos a disfrutar con la compañía siempre impagable de estos “venerables silenciosos”.

01 – EL CEDRO DE LA FRANCESA (Salamanca). Espectacular cedro del atlas -28 metros de alto y 9 de perímetro en la parte central del tronco- al que se calcula entre 120 y 130 años de edad. Aunque se localiza en el interior de una finca privada no es difícil llegar, en unos 3 km, siguiendo la señalización que existe entre la localidad de Béjar y el punto donde fue plantado por la mujer de uno de los ingenieros que trabajaron en el trazado del tren de la Ruta de la Plata a finales del siglo XIX. Y si te gustan los seres vivos con muchos siglos a cuestas te recomiendo no abandonar Béjar sin visitar el Jardín de El Bosque. En su interior encontrarás una secuoya de la misma edad que el cedro y un tejo de finales del XVII.

LEER MÁS
Ejemplar de cedro del Atlas conocido como Cedro de la Francesa. Se le calcula una edad de entre 120 o 130 años. Se ubica en la Finca de la Francesa, que fue propiedad del ingeniero francés Monsieur Papau que trabajó en el trazado del ferrocarril de Béjar. Senda del Cedro de la Francesa. Béjar. Salamanca. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego;
Ejemplar de cedro del Atlas conocido como Cedro de la Francesa. Se le calcula una edad de entre 120 o 130 años. Se ubica en la Finca de la Francesa, que fue propiedad del ingeniero francés Monsieur Papau que trabajó en el trazado del ferrocarril de Béjar. Senda del Cedro de la Francesa. Béjar. Salamanca. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego;

 

Vídeo: Ruta del Cedro de la Francesas

02- EL PINO REY (Soria). Puede que no sea el pino más grande ni más viejo del inmenso mar de pinares que se extiende sobre las faldas de las sierras de Neila y Urbión pero seguro que es uno de los más queridos. Al menos para los vecinos de Covaleda, que lo veneran como a un pariente cercano. El Pino Rey es un ejemplar de tronco rectilíneo, un diámetro de 1,75 metros y casi 20 toneladas de peso que prospera junto a un nutrido grupo de árboles longevos en el interior del conocido como Rodal 258 del Monte de Covaleda. Ejemplares como este eran escogidos en otros tiempos para la fabricación de los mástiles de los galeones españoles que surcaban los mares en el siglo XVI. El acceso hasta él se encuentra señalizado junto al Cruce de Tejeros, en la pista forestal que comunica Covaleda con el refugio de Bocalprado y la Laguna Negra. Forma parte de la senda titulada “Los Abuelos del Bosque”.

LEER MÁS
Pino Rey.Árbol notable. Ejemplar de Pinus Sylvestris al que se le calculan unos 450 años de edad. Senda de los Abuelos del Bosque. Parque Natural Laguna Negra y Circos Glaciares de Urbión. Sierra de Urbión. Soria. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego;
Pino Rey. Senda de los Abuelos del Bosque. Sierra de Urbión. Soria. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego;

 

03- LA MATA REDONDA (Palencia). En lo alto de la Cuesta de las Bodegas, presidiendo desde su atalaya el día a día de la localidad palentina de Cevico Navero, se localiza esta monumental encina, emblema del pueblo, a la que se le calcula una edad cercana a los 800 años. Unos bancos bajo sus ramas cobijan las reuniones espontáneas de los vecinos desde hace varias generaciones.

LEER MÁS
Cevico Navero desde la encina conocida como La Mata Redonda, a la que se le calculan unos 800 años de edad. Palencia. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Cevico Navero desde la encina conocida como La Mata Redonda, a la que se le calculan unos 800 años de edad. Palencia. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego

 

04 – EL ABUELO (Ávila). Según un estudio de la ONG Bosques sin Fronteras este castaño de El Tiemblo podría tener entre 800 y 1.000 años y estaría entre los cinco árboles más longevos de España. Sea como fuere, lo que sí es cierto es que es uno de los más famosos dado el volumen de visitantes que peregrinan hasta él cada otoño para disfrutar de los esplendores del castañar cuando llega el tiempo de mudar la hoja. Es también un ejemplo de cómo algunos árboles por efecto de las podas y formas de cultivo van ahuecando sus troncos sin que por ello pierdan vitalidad.

LEER MÁS
Árbol conocido como El Abuelo. Se le calcula entre 800 y 1.000 años. Es el quinto árbol más longevo de España y el más longevo de Castilla y León. Castañar de El Tiemblo. Ávila. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Árbol conocido como El Abuelo. Se le calcula entre 800 y 1.000 años. Es el quinto árbol más longevo de España y el más longevo de Castilla y León. Castañar de El Tiemblo. Ávila. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego

 

05- LA TEJEDA DE TOSANDE (Palencia). Ni uno, ni dos, ni tres: en este bosque hay tantos tejos venerables que es imposible distinguirlos por el nombre. Se trata de un caso excepcional tanto por el número de ejemplares de tejo que forman el bosque, en torno a 800, como por la longevidad y tamaño de buena parte de ellos. En el paseo que demos vamos a encontrar muchos ejemplares de entre cinco y seis metros de cuerda y seguro que varios con más de 1.000 años de edad. Estas dos circunstancias, el número de ejemplares y la edad de los tejos, hacen que esta tejeda en concreto sea una de las masas boscosas con mayor valor biológico de Europa. El acceso hasta la tejeda se realiza por un paseo señalizado que arranca de la carretera que une Cervera de Pisuerga y Cantoral de la Peña. Dada la dificultad que tienen los brotes de tejo para prosperar y lo fácil que puede ser echarlos a perder es imprescindible que el merodeo por este bosque se haga sin salirse de las veredas marcadas. Dado que puede haber batidas de caza organizadas en la zona durante el otoño y el invierno, siempre es recomendable contactar antes con la Casa del Parque Natural Fuentes Carrionas y Fuente Cobre (tel. 979 139 401).

LEER MÁS
Tejos centenarios en el interior de la Tejeda de Tosande. Parque Natural de Fuentes Carrionas, Fuente Cobre- Montaña Palentina. Palencia. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego;
Tejos centenarios en el interior de la Tejeda de Tosande. Parque Natural de Fuentes Carrionas, Fuente Cobre- Montaña Palentina. Palencia. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego;

 

PODCAST del programa PISTAS en el que hablo del poder curativo de los bosques según un estudio realizado en dos hospitales de Gerona en el que se asegura que pasear por los bosques centenarios fortalece el sistema inmunitario. Con esta magnífica excusa nos acercamos a la Tejeda de Tosande, un espectacular bosque de tejos muchas veces centenarios que encontramos en la Montaña Palentina.

 

Así lo publiqué en EL NORTE DE CASTILLA

Reportaje sobre árboles centenarios publicado por Javier Prieto Gallego en EL NORTE DE CASTILLA.
Reportaje sobre árboles centenarios publicado por Javier Prieto Gallego en EL NORTE DE CASTILLA.
Árboles y bosques centenarios de Castilla y León
5 (100%) 12 votes

106total visits,1visits today

More from Javier Prieto Gallego

El Gran Pacheco

SIMPLEMENTE, LO QUE VEO/fotos de mi archivo  "El Gran Pacheco", personaje de...
Leer más

5 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *