Portugal

Escaleras de acceso al elevador de Santa Justa. Lisboa. Portugal, 2005 © Javier Prieto Gallego;

Elevador de Santa Justa (Lisboa)

El elevador de Santa Justa es uno de los rincones imprescindibles de una visita a Lisboa. En la imagen, escaleras de acceso al elevador de Santa Justa.

La torre de Belém se levantó a comienzos del XVI para controlar el paso por la entrada del estuario lisboeta. Era el lugar en el que embarcaban los descubridores portugueses en busca de nuevos horizontes. Belém. Lisboa. Portugal, 2005 © Javier Prieto Gallego;

La Torre de Belém (Portugal)

La torre de Belém se levantó a comienzos del XVI para controlar el paso por la entrada del estuario lisboeta. Era el lugar en el que embarcaban los descubridores portugueses en busca de nuevos horizontes.

Mercadillo de Vilar Formoso en junio de 1995 Portugal © Javier Prieto Gallego]

Puesto de zapatos en el mercadillo de Vilar Formoso (Portugal)

El mercadillo de Vilar Formoso, en la frontera portuguesa a la altura de la localidad española de Fuentes de Oñoro es toda una institución entre los mercadillos de frontera. Este se celebra el primer sábado de cada mes y recibe riadas de compradores españoles procedentes, sobre todo, del oeste de Castilla y León y el norte de Extremadura.

Pingüino en el Oceanario de Lisboa. Lisboa. Portugal. 2005 © Javier Prieto Gallego

Pingüino en el Oceanario de Lisboa

El Oceanario de Lisboa es el segundo mayor del mundo. Se encuentra en el puerto y fue construido dentro del proyecto de la Expo 98. [Pingüino de Magallanes (Spheniscus magellanicus) en el Oceanario de Lisboa. Lisboa. Portugal. 2005 © Javier Prieto Gallego

Funchal se recuesta sobre la ladera de una montaña frente al Atlántico. Bahía de Funchal. Madeira. Portugal. © Javier Prieto Gallego

Una mirada a la capital de Madeira (Portugal)

Madeira fue descubierta por los navegantes portugueses a comienzos del siglo XV y desde entonces su historia quedó marcada por su condición de archipiélago de paso hacia las tierras del Nuevo Mundo. Un paseo por su capital, Funchal, que aparece tendida sobre una inclinada ladera frente al Atlántico, envuelve al viajero entre sus aires coloniales, de indudable sabor británico.

Garitas en las murallas de la fortificación de Almeida. Región de Beira. Portugal. © Javier Prieto Gallego

La fortaleza abaluartada de Almeida (Portugal)

La localidad portuguesa de Almeida se esconde tras unas formidables murallas en forma de estrella de doce puntas. Lo que más sorprende de la visita a esta bella población es el excelente estado en el que se encuentra todo su sistema defensivo, que puede recorrerse por completo, incluidas las casamatas a prueba de bombas en las que se refugiaba la población o el conjunto de puertas dobles y fosos que vemos tal y como y se las encontró el ejército napoleónico cuando asedió la plaza en 1810.