Esquiar en León: San Isidro y Leitariegos

Estación de esquí de San Isidro. León. Castilla y León. España. 2002 © Javier Prieto Gallego
Estación de esquí de San Isidro. León. Castilla y León. España. 2002 © Javier Prieto Gallego
¿Conoces las dos estaciones de esquí de la provincia de León? Aquí te lo cuento todo sobre San Isidro y Leitariegos.

© Texto: Javier Prieto Gallego

La provincia de León cuenta con dos estaciones en las que disfrutar del abanico cada vez más variado de deportes relacionados con la nieve -snowboard, esquí, raquetas, trineo o esquí de fondo-: Leitariegos y San Isidro, recostadas ambas sobre las faldas meridionales de la Cordillera Cantábrica. Entre las dos brindan a los aficionados más de 50 kilómetros de pistas esquiables.

01- SAN ISIDRO

Con cuarenta años de historia a sus espaldas, es una de las estaciones veteranas de la Península y la que acumula un mayor trasiego de esquiadores de la Cordillera Cantábrica. Se ubica en lo alto del puerto del mismo nombre, en la linde con Asturias y en las cabeceras de los valles de los ríos Porma y Curueño, extendiéndose por los ayuntamientos de Puebla de Lillo y Valdeluguero.  A lo largo de todos estos años ha venido modernizando sus instalaciones, al tiempo que ampliando tanto el número de pistas como el de kilómetros esquiables. Hoy en día ofrece posibilidades para la práctica de un alto número de modalidades deportivas relacionadas con la nieve.
Sus 31 pistas de esquí alpino, con 27,41 km esquiables, y 16 remontes mecánicos se encuentran repartidos entre las cuatro zonas que forman la estación: Cebolledo, Requejines, Riopino y Salencias. La primera se localiza en el circo glaciar del mismo nombre, entre las cotas 1.680 y 2.050 m. Sobre sus laderas, a los pies del Pico Agujas (2.155 m), se descuelgan 13 pistas de diferente dificultad y enfoque: cuatro rojas (Los Sentiles, Gran Cañón, El Circo y El Toneo); dos negras (La Solana y La Collada); dos azules (La Travesía y Cebolledo I); una verde (Cebolledo II); snowpark; el itinerario esquiable “Vuelta a Casa”, de 3,5 km; y dos pistas de fondo, El Ausente, de 2,5 km, y Entrenamiento, de 500 metros. En esta zona, considerada el corazón de la estación, 53 cañones de alta presión se encargan de mantener la nieve en óptimas condiciones para la práctica de las distintas modalidades. El trasiego de esquiadores hacia la zona superior de las pistas se realiza con dos telesillas y dos cintas transportadoras.

El sector de Requejines es considerado por muchos como la mejor zona para quienes se inician en los deportes de nieve y aún no tienen un alto grado de dominio técnico. En él se localizan pistas de diferente dificultad y una pista especial para debutantes. En total son 7 las pistas dispuestas entre los 1.810 y los 2.030 metros de altitud: dos de nivel verde, indicadas para quienes se inician en el dominio de los esquíes, Debutantes Requejines y El Rebeco; dos azules, Las Fuentes y Las Liebres; dos rojas, Peñanevares y Respina; y una negra, El Silencio. En total en este sector se alcanzan casi los cinco kilómetros de pistas esquiables. Es también punto de acceso a otras rutas fuera de pista con fuertes desniveles, muy conocidas -y deseadas- por los esquiadores más expertos: Peñanevares, Valle del Silencio y la del Pico Agujas. Esta zona cuenta con dos telesquíes, un telesilla y la cinta transportadora de El Rebeco.

Hay quien proclama que el sector de Riopinos, al que es posible acceder también por carretera a través del puerto de Vegarada, es uno de los más bellos de la estación. Lo que sí es verdad es que este segundo acceso a la estación ha dinamizado el Alto Curueño, que recoge por esta vía un mayor número de visitantes recorriendo la zona una vez finalizada la jornada de esquí. Este sector cuenta con seis pistas tendidas entre los 1.650 y  los 1.960 metros de altitud: Riopinos, de color verde, indicada para principiantes; dos azules, las del Oso y el Curueño; dos rojas, El Valle y Vegarada Express; y una de alta dificultad y color negro, Los Cazadores. El acceso a los más de cinco kilómetros esquiables en este sector se realiza mediante tres remontes: un telesquí, un telesilla y una cinta. Los amantes del fuera de pista acceden desde este sector a la ruta de los Tubos del Toneo, una de las mejores de su clase en la estación, para disfrutar de un espectacular descenso, con más de 500 metros de desnivel, hasta la zona de Salencias.

Esta última se encuentra en la zona más baja de la estación, entre los 1.495 metros y los 1.640 metros de altitud, algo separada del resto de las instalaciones pero unida en los momentos de mayor afluencia por un servicio continuo de autobuses.   Está dotada de nueve pistas: Debutantes, de color verde; tres azules, Piornos, La Tortuga y La Raya; cinco rojas, Las Lomas I y II, F-1 y F-2 y La Perdiz. Cuenta con cuatro remontes.

Una de las novedades para esta temporada es la posibilidad de disfrutar de un forfait de cuatro horas a un precio de 22 € en temporada alta y de 15 € en temporada baja. Los martes de temporada baja el precio es de 13 €.

INFORMACIÓN.

El acceso desde León se realiza por N-601 hasta Puente Villarente donde se toma la carretera provincial P-1 hasta Boñar. Desde aquí hay que proseguir hasta Puebla de Lillo. Quince  kilómetros después de este municipio en dirección a Asturias se encuentra San Isidro. Para acceder por carretera al sector de Riopinos hay que hacerlo a través de La Robla y La Vecilla.  Desde aquí, la carretera LE-321 recorre las Hoces del Curueño hasta el puerto de Vegarada donde se localiza el desvío a Riopinos. Tel. de información: 987 73 11 15. Teléfono del parte de nieve: 902 47 43 76. Web: nieveleonsanisidro.com.

 

02- LEITARIEGOS

En la esquina noroccidental de la provincia, sobre las faldas del primer pico con más de 2.000 metros de altitud de la Cordillera Cantábrica, se ubica esta pequeña estación de esquí. Con 7 kilómetros de pistas esquiables es una de las más pequeñas de España pero presume de brindar un ambiente familiar difícil de encontrar en estaciones de mayor envergadura.

Sus pistas se estiran sobre las laderas del Cueto de Arbás, de 2.007 metros de altitud, en el extremo septentrional de la comarca de Laciana, en un territorio catalogado como Reserva de la Biosfera desde 2003. Leitariegos se documentó desde antiguo como una de las que pocas poblaciones entre las de mayor altitud de la Península que contaban con habitantes permanentes todo el año. Tiene un total de 10 pistas de esquí alpino (una verde, cuatro azules y cinco rojas) y un snowpark, discurriendo entre las cotas de 1.513 y 1.800 metros de altitud. Para muchos esta estación es un lugar ideal de iniciación al deporte del esquí y del snowboard. Para el mantenimiento de la nieve en sus condiciones óptimas de disfrute cuenta con 68 cañones de alta presión. Dispone de tres telesillas y tres telesquíes con una capacidad nominal de 5.160 viajeros a la hora.

Entre las novedades que presenta para esta temporada se encuentran los nuevos tipos de forfaits de cuatro horas, a un precio de 16 € en temporada alta y 10 € en temporada baja. Los martes de temporada baja el precio es de 8€.

INFORMACIÓN.

El acceso desde León puede hacerse por la autopista A-66 hasta alcanzar la salida 93 para tomar en ella la CL-623 en dirección a Villablino mientras se recorre la comarca de Babia. Una vez pasado Villablino, en el km 103,  se alcanza  Villager de Laciana. La CL-631 lleva hasta Caboalles de Abajo y después, en dirección al Puerto de Leitariegos, hasta la estación. Teléfono de información: 987 68 81 04. Teléfono del parte de nieve: 987 49 03 50. Web: nieveleonleitariegos.com.

10 NORMAS BÁSICAS DE SEGURIDAD

Bastones de esquí © Javier Prieto Gallego
Bastones de esquí © Javier Prieto Gallego

Estas son las principales recomendaciones de la Federación Internacional de Esquí (FIS). Es importante tener en cuenta que quien provoca un accidente por no haber respetado estas normas podría ser responsable civil o penal.

– Comportarse de manera que no se ponga en peligro a los demás.
– Adaptar la velocidad y forma de esquiar a la habilidad y a las condiciones del terreno, nieve y climatología así como la densidad del tráfico en las pistas.
– Quien está delante (por debajo) tiene prioridad.
–  El adelantamiento puede efectuarse  siempre dejando espacio suficiente con el adelantado.
– Quien se incorpora a una pista señalizada, reanuda la marcha o evoluciona hacia arriba, debe asegurarse de que puede hacerlo sin peligro para sí o para terceros.
– Hay que evitar detenerse en los pasos estrechos o de visibilidad reducida de las pistas.
– Los descensos a pie deben hacerse por el lateral de la pista.
– Hay que respetar todas las señales y balizamientos.
– En caso de accidente todo el mundo tiene la responsabilidad de prestar socorro. Esto incluye prestar los primeros auxilios, alertar a la estación y señalizar el lugar del accidente.
– Todos los testigos de un accidente deben identificarse e intercambiar nombres y direcciones.

 

ASÍ LO PUBLIQUÉ EN EL NORTE DE CASTILLA
Reportaje sobre las pistas de esquí en la provincia de León publicado por Javier Prieto Gallego en EL NORTE DE CASTILLA.
Reportaje sobre las pistas de esquí en la provincia de León publicado por Javier Prieto Gallego en EL NORTE DE CASTILLA.

***


Y tú, ¿conoces otros lugares donde esquiar? ¿quieres hacernos alguna recomendación? Comparte aquí tus experiencias.

Esquiar en León: San Isidro y Leitariegos
Valora este artículo

29total visits,1visits today

More from Javier Prieto Gallego

Un viaje para acompañar a Santa Teresa por Castilla y León

Tras los pasos de Teresa © Texto y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *