Joyas románicas del valle de Mena (Burgos)

Guerreros templarios luchando en uno de los capiteles de la iglesia románica de San Lorenzo. Localidad de Vallejo de Mena. Valle de Mena. Merindades. Burgos. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego;
Guerreros templarios luchando en uno de los capiteles de la iglesia románica de San Lorenzo. Localidad de Vallejo de Mena. Valle de Mena. Merindades. Burgos. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego;
Las iglesias de San Lorenzo y Santa María son dos joyas del románico burgalés en el valle de Mena. Animales mitológicos, pasajes bíblicos, monstruos y otros misterios se asoman a sus capiteles.

 

© Texto y fotografías: Javier Prieto Gallego

El valle de Mena luce como uno de los anfiteatros naturales más impresionantes del norte burgalés. De hecho, este valle de praderas verdes y horizontes dentados por las sierras que lo acotan es también un pasillo natural utilizado desde siempre en el tránsito de la Meseta hacia el Cantábrico por esta zona de la Península. De ahí el alto valor del legado histórico y artístico que atesora. Su especial configuración orográfica lo convirtió en lugar de paso preferente durante la ocupación romana hasta el punto de ser utilizado por ellos para trazar una de sus calzadas más transitadas, la que unía las actuales localidades de Herrera de Pisuerga y Castro Urdiales.

 Tráiler del reportaje “Las joyas de Mena”. © Javier Prieto Gallego;

Esa condición de corredor natural sirvió también para que en el inicio de la Edad Media comenzaran a transitar por él los foramontanos que ansiaban encontrar un lugar donde vivir algo más al sur, sin que las apreturas inmediatas de las montañas condicionaran su forma de vida. El valle de Mena conoce así los primeros movimientos repobladores. Y también los primeros intentos para organizar una sociedad que estaba comenzando a formarse. No es casual que en el valle de Mena, muy cerca del lugar donde se levantan hoy las iglesias de Santa María, en Siones, y San Lorenzo, en Vallejo, se alzase, allá por el siglo IX, el pequeño monasterio de Taranco, entre cuyas paredes se escribió por primera vez en un documento la palabra Castilla. Para algunos historiadores este hecho supone la existencia previa de una conciencia que acabaría por conformar el condado castellano. Una Castilla aún sin hacer pero con mucha historia por delante. La vertebración social y política de estos territorios, en aquel entonces desorganizados y peligrosos, acabará por establecer un sistema político administrativo basado en la representación del rey por un merino, tutor de la justicia en el territorio. Arrancan así las Antiguas Merindades de Castilla cuya forma de organización territorial no tardaría en extenderse por otras comarcas. El valle de Mena es una de sus formaciones más antiguas.

Esculturas interiores de la iglesia románica de Santa María de Siones. Relieves de uno de los dos edículos. Localidad de Siones. Valle de Mena. Merindades. Burgos. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego;
Esculturas interiores de la iglesia románica de Santa María de Siones. Relieves de uno de los dos edículos. Localidad de Siones. Valle de Mena. Merindades. Burgos. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego;
 Y éste es el marco histórico y geográfico en el que cabe situar la presencia de dos singulares edificios religiosos románicos: las iglesias de Santa María y San Lorenzo. Muy cercanas entre sí, apenas separadas dos kilómetros en línea recta, sin que exista una conexión directa entre ellas en cuanto al momento de su construcción, comparten, además de territorio y linaje, el encanto de unas hechuras que las hacen destacar como dos de los edificios más singulares del románico burgalés, si bien por motivos distintos en cada caso.
En San Lorenzo es la presencia de una enigmática galería de arcos abierta sobre la portada sur el elemento más característico y personal. Galería ciega,  sin utilidad concreta conocida pero que se relaciona con el paso de peregrinos hacia Santiago por este ramal secundario del Camino del Norte. La puerta septentrional de este templo recibe el nombre de Puerta del Perdón porque, como sucede en otros pocos templos del camino hacia Santiago, quien llegaba a través de ella y acosado por la enfermedad veía imposible continuar la peregrinación recibía aquí el privilegio de ganar el jubileo. En el caso de Santa María su singularidad estriba en los dos edículos de planta rectangular y abovedados, abiertos en cada uno de sus dos muros laterales interiores a modo de pequeñas capillas, generosamente decorados con tallas  y capiteles. Ninguno de estos elementos es ajeno a las formas constructivas del románico, pero sí a las maneras tradicionales que presenta en líneas generales el románico del norte burgalés.
Esculturas interiores de la iglesia románica de Santa María de Siones. Relieves de los capiteles. Localidad de Siones. Valle de Mena. Merindades. Burgos. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego;
Esculturas interiores de la iglesia románica de Santa María de Siones. Relieves de los capiteles. Localidad de Siones. Valle de Mena. Merindades. Burgos. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego;
 Otro elemento arquitectónico diferenciador es el ábside que luce la iglesia de San Lorenzo. A juicio de los expertos, de una contundencia y proporciones casi perfectas. Es, también, su elemento constructivo más antiguo. Una visita al interior del templo descubre mejor que nada cómo el edificio comenzó a construirse por el ábside, al que corresponden los elementos más puramente románicos, y fue avanzando hacia los pies, ganando en altura y proporciones. La fuerza y altura que alcanzan los agrupamientos  de columnas sobre los que se apoyan los arcos de la nave inducen a pensar que el proyecto arquitectónico inicial era mucho más ambicioso de lo que hoy se ve y que, por alguna razón desconocida, posiblemente relacionada con el dinero necesario para llevarlo a cabo, nunca se pudo terminar.
El románico es el arte que mejor  aprovechó la piedra para fijar la palabra. En un mundo tenebroso donde casi todo estaba por explicar los artesanos del románico brillaron por su capacidad de síntesis, por la utilización de símbolos que transmitieran ideas y mensajes a un pueblo iletrado pero ansioso por comprender el universo caótico en el que discurrían sus vidas. Y a juzgar por el eco que aún escucha quien se detiene a leer los capiteles de estos dos templos,  dos pequeños barcos  anclados en medio de un mar de verdes prados, aquellos artesanos del cincel y la palabra hicieron en el valle de Mena un memorable trabajo.
Esculturas interiores de la iglesia románica de Santa María de Siones. Relieves de uno de los dos edículos. Localidad de Siones. Valle de Mena. Merindades. Burgos. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego;
Esculturas interiores de la iglesia románica de Santa María de Siones. Relieves de uno de los dos edículos. Localidad de Siones. Valle de Mena. Merindades. Burgos. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego;
Esculturas interiores de la iglesia románica de Santa María de Siones. Relieves de uno de los dos edículos alumbrados con una linterna. Localidad de Siones. Valle de Mena. Merindades. Burgos. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego;
Esculturas interiores de la iglesia románica de Santa María de Siones. Relieves de uno de los dos edículos alumbrados con una linterna. Localidad de Siones. Valle de Mena. Merindades. Burgos. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego;
Niño Jesús en la iglesia de El Vigo. Su representación de El Calvario la hace único. Localidad de El Vigo. Valle de Mena. Merindades. Burgos. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego;
Niño Jesús en la iglesia de El Vigo. Su representación de El Calvario la hace único. Localidad de El Vigo. Valle de Mena. Merindades. Burgos. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego;
El párroco Bernardino Ortiz ante la puerta y tímpano de la iglesia de El Vigo. Su representación de El Calvario la hace única. Año 1996. Localidad de El Vigo. Valle de Mena. Merindades. Burgos. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego;
El párroco Bernardino Ortiz ante la puerta y tímpano de la iglesia de El Vigo. Su representación de El Calvario la hace única. Año 1996. Localidad de El Vigo. Valle de Mena. Merindades. Burgos. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego;
 Mapa de situación
reserva-online.jpgDÓNDE DORMIR
 ¿Te apetece ir? Aquí te presento algunas sugerencias. Si no te convencen, utiliza el buscador de más abajo.

CASA RURAL FORAMONTANOS. Medio,14, Villasana de Mena, Burgos. Hotel rural con las características propias de la zona, ideal para disfrutar de una estancia en plena naturaleza. Habitaciones singulares, con todas las comodidades. Estilo rústico y vistas a la montaña. WiFi gratis. foramontanosResérvalo aquí

CASA ZALAMA. La Fuente, 13, San Pelayo – Merindad de Montija, Burgos. Casa tradicional de piedra y de madera. Habitaciones en estilo rústico con suelo y vigas de madera.  Sirve desayunos y cenas caseras. Salón acogedor con chimenea y tienda de artesanía. WiFi gratis. zalamaResérvalo aquí

¿NECESITAS OTRO TIPO DE ALOJAMIENTO? RESERVA AQUÍ TÚ HOTEL O CASA RURAL



Booking.com

Tal vez te interese también el reportaje: Nacimiento del río Cadagua

Joyas románicas del valle de Mena (Burgos)
5 (100%) 6 votes
More from Javier Prieto Gallego

Plaza Mayor (Ciudad Rodrigo, Salamanca)

SIMPLEMENTE, LO QUE VEO/fotos de mi archivo Plaza Mayor de Ciudad Rodrigo....
Leer más

3 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *