Peña del Arcipreste de Hita (Madrid)

Fortín de la Guerra Civil muy cerca de la Peña del Arcipreste. Sierra de Guadarrama. Madrid. España © Javier Prieto Gallego
Fortín de la Guerra Civil muy cerca de la Peña del Arcipreste. Sierra de Guadarrama. Madrid. España © Javier Prieto Gallego
El 23 de noviembre de 1930, a los 600 años de una de las obras cumbre de la poesía medieval hispánica, El libro de buen amor, se levantó un monumento al Arcipreste de Hita en un resalte rocoso de la Sierra de Guadarrama. Un sencillo paseo de evocaciones literarias y grandes paisajes lleva hasta allí. Te lo cuento en el blog.

PEÑASCOS DEL BUEN AMOR
Un monumento al Arcipreste de Hita recuerda las andanzas del poeta por la sierra de Guadarrama

© Texto y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO

Un revoltijo de peñascos ciclópeos que a ratos y según la sombra presentan el perfil de un camello guasón fue el rincón escogido por la Real Academia de la Lengua para rememorar, el 23 de noviembre de 1930, los 600 años de una de las obras cumbre de la poesía medieval hispánica: El libro de buen amor. Con la parafernalia solemne de discursos al uso, asistencia de autoridades y festejos campestres quiso concretarse un lugar sobre el terreno en el que recordar a uno de los primeros andarines ilustrados que llenaron los parajes de Guadarrama con encuentros erótico-pastoriles. El peñasco y su contorno ya había sido declarado el año anterior Monumento Natural de Interés Nacional, quedando grabados para la posteridad el comienzo de aquellos versos, “Cerca de Tablada/ la sierra pasada/ falleme con Aldara/ a la madrugada”, en los que inmortalizó su encontronazo cómico-amoroso con la “fea” de Tablada. También quedó institucionalizada la costumbre, que aún perdura, de cobijar bajo el peñasco un cofre en el que durante años podía encontrarse un ejemplar del libro para repasar las peripecias serranas in situ, junto a la leyenda: “Ande de mano en mano a quien quier quel pidiere”. Hoy el libro no está, y “quien quier” leerlo a la sombra del granito tiene que llevárselo de casa. Sospechamos que el cofre permanece en su sitio gracias al cemento con el que alguien lo pegó al suelo. Lo que sí puede encontrarse dentro del cofre son varias agendas y cuadernos con las anotaciones copiosas de cuantos apuntan en ellos pensamientos y deseos.

Peña del Arcipreste. Monumento al Arcipreste de Hita. Monumento Natural de Interés Nacional. Sierra de Guadarrama. Madrid. España © Javier Prieto Gallego
Peña del Arcipreste. Monumento al Arcipreste de Hita. Monumento Natural de Interés Nacional. Sierra de Guadarrama. Madrid. España © Javier Prieto Gallego

La elección del lugar no es casual y atiende al hecho de encontrarse muy cerca del antaño conocido como puerto de Tablada, hoy Alto del León o puerto de Guadarrama. En cualquier caso, y para evitar encuentros poco agradables, merece la pena llevar anotados los rasgos con los que el arcipreste dibujó el físico de aquella serrana que, a la postre, lo calentó tanto como para acabar salvándole de una muerte por congelación: versos 1006 al 1046, del libro.El paseo hasta este rincón de largas vista es corto y sencillo, por lo que, además, quedará tiempo suficiente para recrear lecturas y dejar anotaciones.

Indicación en el camino a la Peña del Arcipreste. Sierra de Guadarrama. Madrid. España © Javier Prieto Gallego
Indicación en el camio a la Peña del Arcipreste. Sierra de Guadarrama. Madrid. España © Javier Prieto Gallego

Tras aparcar el coche en el restaurante El Alto del León, en el mismo puerto, se comienza a andar hacia Madrid por el arcén. Donde finaliza la valla metálica del aparcamiento se ve una portilla, algo más abajo en la ladera, tras la que se abre una senda que corre paralela a la carretera pero alejada del tráfico. Cuando ésta se difumine será el momento de atravesar por las buenas esta isleta pinariega hacia abajo y buscar la salida a la calzada por otra portilla. Justo enfrente, un kilómetro antes de coronar el puerto por este lado, arranca la pista forestal en cuyo inicio se indica el camino hacia la Peña del Arcipreste. A diez minutos de ese inicio otro hito en el lado izquierdo de la pista señala a su vez el arranque de la senda que, en 800 metros más de rampa sin pérdida, lleva hasta el cofre de los deseos.

Peña del Arcipreste. Monumento al Arcipreste de Hita. Monumento Natural de Interés Nacional. Sierra de Guadarrama. Madrid. España © Javier Prieto Gallego
Peña del Arcipreste. Monumento al Arcipreste de Hita. Monumento Natural de Interés Nacional. Sierra de Guadarrama. Madrid. España © Javier Prieto Gallego

El viaje de vuelta hasta el aparcamiento presenta otros alicientes mucho menos literarios. Para empezar, hay que seguir hacia arriba, en dirección al cerro de Matalafuente, junto a la valla de pinchos que delimita pastos entre Segovia y Madrid, durante unos 50 metros hasta localizar un punto en el que es posible el paso hacia otro lado. Cerca, unos amontonamientos de piedra enmascaran lo que en realidad es uno de los fortines levantados durante la Guerra Civil. Desde él, y regresando en dirección a las Peñas del Arcipreste, bastará seguir las señales del GR-10 o continuar pegados a la alambrada hasta alcanzar el puerto. Ya cerca es posible curiosear los restos de una casamata y varios fortines construidos por el bando rebelde durante las primeras semanas del enfrentamiento.

EN MARCHA. Al Alto del León se puede llegar por la N-VI tras pasar por la localidad de San Rafael para emprender la subida al puerto.
EL PASEO. Desde el aparcamiento hasta la Peña del Arcipreste median 2.224 metros que pueden recorrerse en unos 30 minutos. El camino de vuelta, que sigue los derroteros del GR-10 mientras atraviesa los collados del Arcipreste y de la Sevillana implica otros 1.800 metros más.
EL ALTO DEL LEÓN. Tal como reza la inscripción que puede leerse en el pedestal del monumento, fue Fernando VI quien “hizo el camino para ambas castillas por encima de los montes, el año de nuestra salvación 1749”, mejorando así enormemente el tránsito por la sierra. Las dos bolas que sujeta el León simbolizan España y las Indias.

 

Croquis del paseo

 

Croquis del paseo a la Peña © Javier Prieto Gallegodel Arcipreste de Hita
Croquis del paseo a la Peña del Arcipreste de Hita © Javier Prieto Gallego

 

Puede que también te interese

IGLESIA DE SOTOSALBOS (Segovia)

La iglesia de Sotosalbos, en el piedemonte de la Sierra de Guadarrama guarda, además del románico más antiguo de la Segovia, los ecos del Arcipreste de Hita. Para y verás.

Leer más

 

Peña del Arcipreste de Hita (Madrid)
5 (100%) 1 vote

81total visits,4visits today

More from Javier Prieto Gallego

Gran Vía (Madrid)

SIMPLEMENTE, LO QUE VEO/fotos de mi archivo  El otro día, revolviendo entre...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *