Pampliega, Santa María del Campo, Mahamud y Villahoz (Burgos)

Púlpito mudéjar del siglo XVI. Iglesia de San Miguel. Mahamud. Burgos. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Púlpito mudéjar del siglo XVI. Iglesia de San Miguel. Mahamud. Burgos. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Abrazados por las orillas del Arlanza y el Arlanzón encontramos un reguero de templos asombrosos: entre ellos, algunos de los mejores del gótico burgalés. Te invito a un paseo por los páramos de Burgos. Escenarios, en su momento, de importantes acontecimientos de la Historia.

Filigranas en el páramo

Grandes monumentos del gótico burgalés entre el Arlanza y el Arlanzón

© Texto y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO

Una muralla de asombros es lo que forma la carretera que une las localidades de Pampliega, Santa María del Campo, Mahamud y Villahoz, apenas 20 kilómetros que enlazan las orillas del Arlanzón, por un lado, y el Arlanza, por el otro, dejando en el camino algunos de los monumentos más asombrosos del gótico burgalés, iglesias que despuntan sobre los campos de Muñó como catedrales señeras, tan desproporcionadas hoy en relación a los pueblos que las arropan como principales lo fueron en el pasado.

El río Arlanzón a su paso por la localidad de Palenzuela. Burgos. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego
El río Arlanzón a su paso por la localidad de Palenzuela. Burgos. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego

Pampliega tiene dos paradas imprescindibles: una en la orilla derecha del Arlanzón, al pie de su puente medieval; la otra, junto a la puerta de su iglesia de San Pedro. La primera sirve para deleitarse con la compostura de una población armoniosa, apiñada en torno a un cerro del que sobresale, como pasa en las otras poblaciones, su magnifico templo. La segunda brinda la oportunidad de echar la vista lejos, tras los devaneos de un río Arlanzón que corre hacia el sur camino de juntarse con el Arlanzón unos kilómetros más abajo. Este templo data de principios del XVI y es obra del maestro burgalés Juan de Vallejo, que se aplicó en erigir un edificio formidable aplicando en él algunas de las pautas renacentistas de los nuevos tiempos. No menos formidable es el retablo mayor realizado por Domingo de Amberes entre los años 1552 y 1558, uno más de los que este artista pergeñó en ese tiempo y en esta zona, como se verá al llegar a Mahamud. El de Pampliega está dedicado a san Pedro y en él destacan las figuras de san Pedro ex cátedra, la Asunción y el Calvario.

Un monumento en la parte baja del pueblo recuerda la muerte en esta localidad del rey godo Wamba, en el año 688, a donde había llegado para retirarse en el desaparecido monasterio de San Vicente, tras sufrir la rebelión de algunos de sus nobles.

 

Santa María del Campo

Si Pampliega conserva el recuerdo del rey Wamba, Santa María del Campo no olvida los suspiros desgarradores de la reina Juana I de Castilla, la Loca, que en su iglesia aguardó el encuentro con su padre, Fernando el Católico, mientras que en el pueblo de al lado, Mahamud, tenía lugar la imposición del capelo cardenalicio, en septiembre de 1507, a fray Francisco Jiménez de Cisneros.

La reina llegó a Santa María en el macabro peregrinaje que la arrastró por lo páramos de Burgos y Palencia durante casi un año, mientras acompañaba el cadáver embalsamado de Felipe el Hermoso en un intento vano de consolar su alma atormentada. Los celos de aquella reina enamorada forjaron la imagen de una comitiva fúnebre que se ponía en marcha al caer la noche, iluminada por hachones, y evitaba en lo posible acercarse a poblaciones importantes para que mujer alguna tuviera la osadía, o la curiosidad malsana, de asomarse siquiera a contemplar el rostro amortajado de su amor. Y en Santa María estaba, velando siempre el cuerpo de su esposo, mientras esperaba, en la Casa del Cordón, que llegara su padre Fernando el Católico para rogarle con todas sus fuerzas que la apartara de la tortura que para ella suponía la tarea de reinar. La torre de esta ex colegiata es una obra señera del Renacimiento español realizada por Juan de Siloé.

Retablo de San Juan Bautista. Iglesia de San Miguel. Mahamud. Burgos. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Retablo de San Juan Bautista. Iglesia de San Miguel. Mahamud. Burgos. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego

Mientras la reina doliente aguantaba su locura en Santa María, la vecina Mahamud, a tiro de piedra, estallaba en júbilos con los fastos que rodearon el nombramiento del cardenal. La iglesia de San Miguel acusa el paso de los siglos y no oculta cicatrices y remiendos, pero aún así evidencia una monumentalidad que no hace ascos a sus vecinas. De ella sobresale su brillante retablo mayor, una realización excepcional del retablista Domingo de Amberes, quien asumió el encargo en mayo de 1566.

Muy cerca ya de las orillas del Arlanza aguarda la no menos imponente iglesia de Villahoz, del XVI, y un elegante rollo jurisdiccional realizado hacia el año 1500.

Señalización del Sendero del Campo de Muñó que discurre por los alrededores de Mahamud. Burgos. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Señalización del Sendero del Campo de Muñó que discurre por los alrededores de Mahamud. Burgos. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego

EN MARCHA. Pampliega se encuentra a 27 kilómetros de Burgos por la A-62 tomada hacia Valladolid. Desde esta localidad la BU-101 recorre la comarca del Campo de Muñó enlazando las localidades de Pampliega, Santa María del Campo, Mahamud y Villahoz.

UN PASEO. Desde Mahamud arranca el paseo señalizado circular bautizado como Sendero del Campo de Muñó (PRC-BU-112) que permite conocer los perfiles propios de esta comarca burgalesa. En el inicio, ubicado al comienzo del camino de tierra de Mahamud a Presencio, existe un panel informativo con el plano del recorrido. Tiene una longitud de 13,7 km con muy pocos desniveles y está bien señalizado en los desvíos. Todo él discurre por caminos agrícolas que se pueden recorrer en bicicleta.

Pampliega, Santa María del Campo, Mahamud y Villahoz (Burgos)
4.6 (92.73%) 11 votes

4216total visits,3visits today

More from Javier Prieto Gallego

Pueblos y rincones de un viaje a Los Ancares, ahora en PDF

Ya está disponible el reportaje sobre Los Ancares para que lo puedas...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *