Qué ver y dónde parar en un viaje lleno de asombros por los Arribes de Zamora

Puente de Requejo sobre el Duero entre las localidades de Pino del Oro y Villadepera.Fue inaugurado el 15 de septiembre de 1914. En su época, fue el de mayor luz, 120 m, y el de mayor altura, 90 m sobre río, de toda España. Parque Natural Arribes del Duero. Zamora. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego
El Duero, después de atravesarse media península, se despide de España a lo grande: tajando sin contemplaciones uno de los conjuntos de cañones fluviales más impresionantes de Europa. Casi la mitad de estos cañones discurren por la provincia de Zamora, marcando el límite fronterizo entre España y Portugal. En este reportaje te propongo algunos de los rincones que más me gustan. Recuerda que reservar tus alojamientos a través de SIEMPREDEPASO me ayuda a generar contenidos gratuitos para que los disfrutes.

La frontera es un profundo cañón

© Texto y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO

Los Arribes son un territorio mágico marcado por una orografía intrincada, plagada de espeluznantes barrancos y pequeños pueblos que, en muchos casos, aún mantienen intactas sus señas de identidad. También por un entorno natural de alto valor ecológico y con rasgos propios en el que han encontrado refugio, tal vez el último a su alcance, especies al borde mismo de la extinción.

Vista del Duero desde el Castro de Peña Redonda o San Mamede. Villardiegua de la Ribera. Parque Natural Arribes del Duero. Zamora. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego
Vista del Duero desde el Castro de Peña Redonda o San Mamede. Villardiegua de la Ribera. Parque Natural Arribes del Duero. Zamora. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego

Iniciamos este viaje hacia la frontera más occidental y asombrosa del continente europeo asomándonos a los abismos por el que fuera considerado, en su momento, uno de los puentes más modernos y atrevidos de España. El puente de Requejo, suspendido como un paréntesis entre las localidades de Pino del Oro y Villadepera, es también la puerta de entrada a la comarca zamorana de Sayago desde la de Aliste. Y si todavía sorprende encontrarse con semejante prodigio de diseño y tecnología salvando los 180 metros que distan entre ambas orillas, no hace falta mucho para imaginarse lo que debió de suponer para los paisanos que vivieron su inauguración en 1914. Y no tanto por el asombro que causa ver cómo se estira este mecano de 447 toneladas entre ambas márgenes sino porque con él se decía adios a siglos de aislamiento y comunicaciones imposibles entre ambas comarcas. Si después de pasarlo y asomarse desde su barandilla aun quedan ganas de contemplarlo en toda su dimensión, existe la posibilidad de llegarse por caminos en un agradable paseo de 1 km desde Villadepera hasta un mirador donde, además, se explica la historia de esta atrevida construcción.

Vista del Duero desde el Castro de Peña Redonda o San Mamede. Villardiegua de la Ribera. Parque Natural Arribes del Duero. Zamora. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego
Vista del Duero desde el Castro de Peña Redonda o San Mamede. Villardiegua de la Ribera. Parque Natural Arribes del Duero. Zamora. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego

Dejando claro que la mejor forma de exprimir como se merece este viaje por Los Arribes zamoranos es haciendo muchas paradas y perdiéndose por los caminos, la siguiente recomendación es tomar el desvío que, después de Villadepera, nos dirige hacia Villardegua de la Ribera. Además de buscar la “mula”, “yegua” o, en cualquier caso, verraco prehistórico plantado en la plaza de la iglesia, merece le pena seguir la señalización que desde esta localidad y por caminos acerca a los barrancos del Duero justo donde hace 3.000 años anduvo plantado el Castro de San Mamede.

Otro lugar recóndito y lleno de interés -para quien guste de buscar pliegues íntimos al paisaje, claro- es el corral en el que se ha reconstruido cerca de Torregamones un pequeño conjunto de “chiviteros”. En estas pequeñas cabañas de piedra y techumbre vegetal los cabreros de antaño dejaban a los cabritos recién nacidos durante la noche, al resguardo del lobo y con el propósito de no tener que cargar con ellos desde mitad del campo hasta el regreso a casa. Se llega por caminos señalizados en 6 km desde esa localidad.

Chiviteros de Torregamones. Parque Natural Arribes del Duero. Comarca de Sayago. Arribes zamoranos. Zamora. España. © Javier Prieto Gallego
Chiviteros de Torregamones. Parque Natural Arribes del Duero. Comarca de Sayago. Arribes zamoranos. Zamora. España. © Javier Prieto Gallego

Una forma diferente de admirar las colosales dimensiones de estos cañones graníticos es hacerlo a bordo de los cruceros medioambientales que parten del muelle de Miranda do Douro, nada más pasar la raya con Portugal. La experiencia, que encanta a grandes y pequeños, pasa como un suspiro mientras se navega en el moderno catamarán de techos transparentes que surca algunos de los tramos más espectaculares del Duero hasta el Valle de las Águilas y Villardiegüa de la Ribera. Dependiendo de la ruta, una o tres horas de navegación didáctica entre farallones de hasta 400 metros de altura mientras nos detallan, en vivo y en directo, la enorme riqueza medioambiental que cobijan estas orillas. También desde este muelle arrancan las expediciones en kayak y otras modalidades de aventura que pueden contratarse para saborear este espacio, si cabe, aun con mayor intensidad.

Homenaje a los mirandeses frente al ayuntamiento de Miranda do Douro. Plaza João III. Portugal © Javier Prieto Gallego

 

Ru da Constaniha. Miranda do Douro. Portugal © Javier Prieto Gallego

En el extremo sur de este espacio, ya casi en límite con Salamanca, encontramos Fermoselle. Y conviene haber dejado tiempo suficiente en la planificación de este viaje porque aún tenemos un montón de cosas que hacer. La primera, desde luego, es el obligado garbeo por un casco antiguo en el que los siglos fueron dejando su huella, pasar bajo el Arco, llegarse hasta su plaza Mayor, su iglesia de la Asunción, subir hasta el mirador de Torojón, bajar por la calle de La Nogal y, si se tercia, asomarse al frescor hondo de alguna de sus bodegas, puede que mas de 1.000 muchas de ellas picadas directamente en el granito. Por supuesto, la visita a la Casa del Parque, en el convento de San Francisco, ha de ser irrenunciable. Como seguro que para muchos también la visita a algunas de las fincas bodegueras que en el entorno de este localidad ofrecen la posibilidad de comprobar, in situ, la merecida fama de unos vinos que cuentan con Denominación de Origen y una larguísima tradición. Otro producto tradicional de la zona con el que cargar de vuelta a casa es el aceite de oliva cultivado con mimo en los bancales que miran el paso del Duero entre ambos puntos por carretera.

Rebaño de ovejas en un redil con Fermoselle al fondo. Sendero intepretativo de la Casa del Parque. Fermoselle. Comarca de Sayago. Arribes zamoranos. Zamora. España. © Javier Prieto Gallego

NO DEJES DE…

Recorrer el “Sendero interpretativo de la Casa del Parque Natural” en torno a Fermoselle. Además de brindarte una perspectiva diferente de esta localidad, te permitirá acceder a algunos miradores sobre los barrancos del Duero hasta los que solo es posible llegar a pie. Es un paseo fácil y con mucha información en diferentes paneles en los que se desgrana cómo era la vida tradicional en la zona. Si se hace completo se habrán andado cerca de 5 kilómetros, que pueden recorrerse en unas dos horas con pocos desniveles y buenas vistas sobre la localidad y su bello entorno de olivares y viñedos. MÁS INFORMACIÓN.

El viaje

Cómo llegar

A Pino de Oro, en el inicio de este viaje, se llega desde Zamora en 40 km tomando la N-122 en dirección a Alcañices hasta alcanzar el desvío de la ZA-321, un poco antes de Fonfría.

 

Cuándo ir

La primavera y el otoño ofrecen temperaturas suaves y un paisaje con mucho colorido.

 

Qué ver y hacer

Miranda do Douro. Su excelente oferta gastronómica y comercial es el complemento perfecto al recomendable paseo por su casco histórico, un entramado de calles bien cuidadas que se abren en el entorno de la catedral y al abrigo de unas murallas cuyas primeras piedras son anteriores a la llegada de los romanos. Los restos de la fortaleza se corresponden con el momento en el que fue destruida en 1762 por la explosión del polvorín que contenía. El paseo hacia la catedral se articula en torno a las calles del general Mouzinho o de la Alfándega, salpicada de comercios que ofrecen productos típicos o manufacturas realizadas a la antigua usanza: zapatos, textiles, cuchillería, venta a granel, aceite de oliva o frutos secos de productores locales. La plaza del rey Joao III, presidida por dos estatuas con el traje regional, acoge el ayuntamiento y el Museo de la Tierra de Miranda. Más allá queda la catedral, monumental obra del siglo XVI, de estilo renacentista y con un retablo mayor de Gregorio Fernández.

Ermita de la Virgen del Castillo. Desde la iglesia de Fariza sale una carretera que se dirige a Mámoles. Al poco de cogerla, una desviación conduce hasta esta ermita, en alto y dominando un paisaje hermoso frente a los cortados del Duero. El primer domingo de junio tiene lugar en la romería de Los Pendones o Los Viriatos. Desde la ermita, un corto camino señalizado conduce hasta el arriscado mirador de Las Barrancas, que es -aunque resulte difícil de creer- uno de los más impresionantes de todo el viaje.

Bodegas. En los alrededores de Fermoselle, pueden concertarse visitas en Bodega Cooperativa Virgen de la Bandera (Avda. General Franco, 24. T. 980 613 023) que cuenta también con almazara; Bodegas Ocellum Durii (C/ San Juan 56-58, T. 983 390 606) y en los alrededores Hacienda Durius Valle del Duero (Crta. de Zamora, Km. 56, T. 980 613 163), alojamiento y bodega rodeada de modernas plantaciones en espaldera. En Fornillos de Fermoselle, bodegas La Setera (C/ Manzanal, s/n. T. 980 612 925) y Almaroja (C/ Las
Fontanicas, 35 T. 980 613 403).

Cruceros. Los Cruceros Ambientales de Europarques-EBI cuentan con numerosos reconocimientos y premios internacionales, uno de los últimos es el Certificado de Excelencia TripAdvisor 2017. Parten del embarcadero que se localiza nada más cruzar a la parte portuguesa en Miranda do Douro. Con salidas fijas los fines de semana, excepto enero y parte de diciembre. Incluyen degustación de Vino de Oporto y exhibición en vuelo de rapaces. Crucero de 1,30h., 18 €/adulto. europarques.com. Desde la presa de Bemposta, a 3 km de Fermoselle, parten los cruceros interpretativos que durante unas 2 horas y media recorren los cañones en ese tramo. Previa reserva, tel. 00351 917 648 156. 25 €/adulto. naturisnor.com.

reserva-online.jpgDÓNDE DORMIR
¿Te apetece una escapada? Busca aquí tu alojamiento. Reservando aquí tu hotel o casa rural me ayudas a mantener este blog ¡Gracias!
(esto no tiene ninguna repercusión para ti en el precio).



Booking.com

ALOJAMIENTO DESTACADO

POSADA DE DOÑA URRACA (Fermoselle)

Ubicada en el antiguo cuartel de la Guardia Civil, un edificio catalogado en el que se ha hecho una completa y moderna rehabilitación. Amplio jardín y terraza.



Booking.com

DONDE COMER

RESTAURANTE POSADA DE DOÑA URRACA. (Fermoselle. posadadedonaurraca.com). Ofrece especialidades de las Arribes del Duero, como el cordero guisado con almendras y carne de la zona.
MESÓN LAS TRES CHIMENEAS. (Formariz. Tel. 980 61 98 97). Comida casera con productos de la zona.

INFORMACIÓN. En Fermoselle, Casa del Parque natural Arribes del Duero, Convento de San Francisco, tel. 980 61 40 21.

SEGURO QUE TAMBIÉN TE INTERESA

Riscos de La Finiestra (Arribes del Duero, Zamora)

Fotoblog: Espectacular vista del Duero desde los riscos de La Finiestra, en el Parque Natural de Arribes del Duero (Zamora).

Sendero de las Minas Romanas de Pino del Oro (Zamora)

En el entorno de la localidad zamorana de Pino del Oro, los romanos nos han legado un puñado de interesantes vestigios relacionados con la insaciable búsqueda de oro que realizaron en la península Ibérica. Un fácil y ameno sendero señalizado recorre algunos de estos restos brindándonos una hermosa lección al aire libre. Recuerda que reservar tus alojamientos a través de SIEMPRE DE PASO me ayuda a generar contenidos gratuitos para que los disfrutes.

Un paseo hasta los chiviteros de Torregamones (Zamora)

Los chiviteros fueron unas construcciones pastoriles comunes en Los Arribes zamoranos. Hoy ya no queda prácticamente ninguno. En este paseo te llevo hasta un pequeño grupo de chiviteros que se ha reconstruido cerca de Torregamones. Una excursión para todos los publicos que discurre por entre bellos paisajes y densos encinares.

Qué ver y dónde parar en un viaje lleno de asombros por los Arribes de Zamora
5 (100%) 4 votes
More from Javier Prieto Gallego

Una mirada a la capital de Madeira (Portugal)

Madeira fue descubierta por los navegantes portugueses a comienzos del siglo XV...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *