UN PASEO POR EL VALLADOLID BURGUÉS

Casa del Príncipe, construida en 1906 y ejemplo de la arquitectura residencial burguesa en Valladolid. Se encuentra situado en el número 11 de la calle de la Acera de Recoletos. Valladolid. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego;
Casa del Príncipe, construida en 1906 y ejemplo de la arquitectura residencial burguesa en Valladolid. Se encuentra situado en el número 11 de la calle de la Acera de Recoletos. Valladolid. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego;
A finales del siglo XIX Valladolid vivió una auténtica revolución urbanística de la mano de una burguesía con dinero y ganas de disfrutar los nuevos tiempos. En ese impulso se derribaron muchos de los edificios medievales que aún pervivían y se trazaron anchas y amplias avenidas. Te invito aquí a un paseo por la ciudad para descubrir los abundantes rastros de la revolución que convirtió a Valladolid en una ciudad moderna. No dejes de pinchar en el botón GUÍA DE VALLADOLID para conocer esta ciudad en profundidad.

Ocho rincones que marcaron la modernidad de la ciudad a finales del siglo XIX

© Texto y fotografías: Javier Prieto Gallego

GUÍA DE VALLADOLID

El siglo XIX corría hacia su final cuando la burguesía pudiente de Valladolid decidió dar a la ciudad un empujón de no te menees. A aquel Valladolid

Busca el enlace de descarga al final del texto.

que todavía conservaba trazas de su época medieval y resabios de una capitalidad imperial ya muy lejana comenzaron a surgirle amplias avenidas, parques tan espesos como un bosque y hasta pisos con ascensor. Por supuesto, en aquel entonces nadie pensaba en soterrar al tren. Simplemente verlo llegar, aunque fuera con retraso, era motivo sobrado para echar la tarde hasta una Estación del Norte de aires europeos y toque francés.

Una buena parte de aquella transformación es aun reconocible en un paseo por sus calles. Estos son algunos hitos de aquel momento a los que merece la pena prestar atención.

01- PLAZA MAYOR. Tras el derribo de las anteriores Casas Consistoriales en 1871, que habían sido trazadas con planos de Juan de Herrera, el arquitecto Enrique Repullés y Vargas finalizó el actual edificio en 1908. En el interior destaca la decoración de su zona noble, en especial su gran escalera principal y el Salón de Recepciones, cuya decoración se mantiene intacta desde el momento de su inauguración. Frente a él, la desaparición del convento de San Francisco dejó hueco para otra construcción de ese siglo: el Teatro de Zorrilla, inaugurado en 1884. Y en el centro, la estatua del conde Ansúrez fue realizada en 1903 por el escultor Aurelio Rodríguez Carretero.

Plaza Mayor en el 100 aniversario de la construcción del Ayuntamiento. 2008. Valladolid. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego
Plaza Mayor en el 100 aniversario de la construcción del Ayuntamiento. 2008. Valladolid. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego

02 – EL MERCADO DEL VAL. Entre las exigencias que trajo la modernidad estuvo la de disponer de lugares lo suficientemente higiénicos como para que comprar carne y pescado no fuera un acto de conducta temeraria. De los tres mercados que se levantaron entonces, el del Campillo, junto a la plaza de España; el de Portugalete, junto a la catedral; y el mercado del Val, este último, retocado en profundidad para encarar con éxito el siglo XXI, es el único superviviente. Fue finalizado en 1882.

Mercado del Val. Valladolid. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego
Mercado del Val. Valladolid. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego

03 – PASAJE DE GUTIÉRREZ. Es uno de los rincones que mejor evoca el Valladolid de la burguesía vallisoletana del siglo XIX. Este corredor comercial, impulsado por el comerciante vallisoletano Eusebio Gutiérrez, fue inaugurado el 24 de septiembre de 1886 con la pretensión de dotar a la ciudad de un moderno centro comercial lleno de tiendas y a cubierto que sirviera también como zona de paseo. A pesar del tiempo transcurrido, de que nunca tuvo el éxito que se pretendió en un primer momento y de la mala calidad de los materiales empleados en su día, sigue manteniendo la decoración que lució en su inauguración.

Pasaje de Gutiérrez realizado en 1886. Valladolid. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego
Pasaje de Gutiérrez realizado en 1886. Valladolid. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego

 

04- CALLE DE SANTIAGO. El trazado de la arteria comercial más clásica de Valladolid es consecuencia de la expansión urbanística vivida en el siglo XIX. Fue la calle por excelencia para el paseo dominical y el corazón comercial de la ciudad. A lo largo de sus dos aceras se localizaban los mejores comercios –sombrererías, relojerías, cuchillerías, zapaterías, confección…- y se acudía a sus escaparates para contemplar las novedades que llegaban con cada temporada. Hoy se nota en ella más que nunca cómo la globalización arrampla con los ecosistemas comerciales propios de cada ciudad.

Calle Santiago de Valladolid. Valladolid. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Calle Santiago de Valladolid. Valladolid. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego

 

05 – PLAZA DE ZORRILLA. La estatua del poeta José Zorrilla, obra del riosecano Aurelio Rodríguez Carretero, se inauguró el 14 de septiembre de 1900 y se la supone una gran fidelidad con respecto a la verdadera imagen del poeta, no en balde el autor se sirvió de la mascarilla que se le realizó a Zorrilla después de muerto. En el arranque de la Acera de Recoletos se alza la conocida como Casa Mantilla, uno de los edificios más representativos del nuevo Valladolid surgido a finales del siglo XIX. Fue el edificio más moderno de su tiempo, no sólo porque fuera el más alto, con sus cuatro pisos y planta baja, también porque contó con los materiales e inventos más innovadores. Sus vecinos disfrutaron del primer ascensor hidráulico de la ciudad, energía eléctrica en sus casas y agua corriente. El no va más del momento. Otro edificio emblemático que se asoma a la plaza es la Academia de Caballería. Tras el incendio en 1915 del primer edificio destinado a su sede se construyó el actual en 1921.

Plaza de Zorrilla. Valladolid. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego
Plaza de Zorrilla. Valladolid. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego

 

06- EL CAMPO GRANDE. El gran espacio verde de Valladolid, auténtica seña de identidad, ocupa una superficie de 115.000 m2. Tiene a sus espaldas una dilatada historia que ha corrido pareja a los avatares urbanísticos de la ciudad casi desde su fundación, aunque es en 1879 cuando este espacio comienza a cobrar el aire de jardín romántico que perdura hasta nuestros días. De esa época datan muchos de los árboles que conforman hoy su fronda, una de cuyas características principales es la gran variedad de especies.

Campo Grande. Valladolid. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego
Campo Grande. Valladolid. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego

 

07- ACERA DE RECOLETOS. Lleva en su nombre el recuerdo de uno de los tres enormes conventos de la ciudad que tuvieron que desaparecer en esta zona para dejar paso al nuevo Valladolid. En este caso, el convento y las huertas que la congregación de Recoletas Agustinas Descalzas tenía, desde 1603, en el lugar que hoy ocupan los números 7,8 y 9. Precisamente el edificio que ocupan estos dos últimos inmuebles, la Casa Resines, fue ejecutado por el mismo arquitecto y en el mismo año que la Casa Mantilla, 1891. Un poco más adelante, en el número 11, se alza la Casa del Príncipe. Los aires del modernismo catalán llegan a Valladolid de la mano de arquitectos formados en Cataluña, como Jerónimo Arroyo, que firmó el proyecto de esta casa en 1906.

Una mujer lee sentada en un banco de la Acera de Recoletos. Valladolid. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Una mujer lee sentada en un banco de la Acera de Recoletos. Valladolid. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego

 

08- ESTACIÓN CAMPO GRANDE. La llegada del ferrocarril a Valladolid en 1856 supuso un revulsivo fundamental en el devenir económico de la segunda mitad del siglo XIX. No sólo porque Valladolid se convirtió desde el principio en un nudo importante de la red ferroviaria de comunicaciones con los territorios del noroeste, sobre todo por la importancia y el volumen que adquirió desde el principio el complejo de talleres que requería la implantación de este nuevo medio de transporte. El actual edificio de la estación se construyó entre 1891 y 1895 según el proyecto del ingeniero Enrique Grasset.

Estación del Norte. Valladolid. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Estación del Norte. Valladolid. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego

Manuel Iborra, helados y turrones de los de toda la vida

Dependiendo de la época del año en la que se pasee por la plaza Mayor el mostrador de la tienda Manuel Iborra, en una de las calles que desembocan en la plaza, estará repleto de helados –de abril a octubre- o turrones –de noviembre a enero-. Si es un día festivo es probable que las colas para acceder al pequeño establecimiento ocupen parte de la calle.
Tal es la fama de este local regentado por una familia procedente de Jijona que lleva vendiendo dulces en Valladolid desde finales del siglo XIX. Maestros artesanos de los de toda la vida, tienen un repertorio de productos y sabores tan amplio que lo difícil es elegir: todo está para chuparse los dedos. Lencería, 2. www.manueliborra.com.

BUSCA AQUÍ LOS LUGARES PROPUESTOS

 

reserva-online.jpgDÓNDE DORMIR
¿Te apetece una escapada? Busca aquí tu alojamiento. Reservando aquí tu hotel o casa rural me ayudas a mantener este blog ¡Gracias!
(esto no tiene ninguna repercusión para ti en el precio).



Booking.com

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Una imprescindible visita al Museo Oriental de Valladolid

En una visita a Valladolid no debería faltar nunca un paseo por las salas del Museo Oriental, la muestra más importante de este estilo en la Península Ibérica. Te cuento el origen de este museo y qué puedes ver en él.

Qué ver: Valladolid en un día

¿Vienes a Valladolid y solo dispones de un día? Es una pena porque hay muchas cosas que ver. Pero… no te preocupes: te llevo de paseo por el interior de la ciudad para que no te pierdas lo fundamental.

Museo Nacional de Escultura Colegio de San Gregorio

El Museo Nacional de Escultura es uno de los museos más antiguos de España y uno de los más importantes de Europa en su género. Valladolid no solo presume de este museo, también del hecho excepcional en España de tenerlo distribuido a lo largo de una de las calles más destacadas de su casco histórico.

DESCÁRGATE GRATIS la versión en PDF de este reportaje tal y como la publiqué en EL NORTE DE CASTILLA

El Valladolid burgués
El Valladolid burgués
UN PASEO POR EL VALLADOLID BURGUÉS
5 (100%) 17 votes

1257total visits,4visits today

More from Javier Prieto Gallego

Escapadas rurales para el mes de agosto en Castilla y León

Es agosto, hace calor y tenemos más días libres de lo que...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *