TODAS LAS VÍAS VERDES DE CASTILLA Y LEÓN

Sombra de un cicilista que recorre la Vía Verde del Esla, entre Castrofuerte y Valencia de Don Juan. León. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego;
Sombra de un cicilista que recorre la Vía Verde del Esla, entre Castrofuerte y Valencia de Don Juan. León. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego
Con motivo del 25 aniversario de la inauguración de la primera Vía Verde en España, hoy te cuento cuáles son todas las Vías Verdes que puedes encontrar en Castilla y León. Y también algunos consejos por si te decides a disfrutar cualquiera de ellas. Recuerda que reservar tus alojamientos a través de SIEMPRE DE PASO me ayuda a generar contenidos gratuitos para el blog. ¡Gracias!

© Texto y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO

La excusa de esta semana para nuestra escapada viajera es, de nuevo, una celebración, en este caso la de los 25 años desde la inauguración de la primera Vía Verde en España. Una exitosa propuesta de turismo activo que ha ido sumando un montón de kilómetros a lo largo de estos 25 años: en estos momentos nada menos que 2.700 kilómetros de vías recuperadas en 123 itinerarios debidamente acondicionados para su uso turístico a pie o en bicicleta. Una “moda” que, como otro tipo de propuestas relacionadas con el auge del turismo activo y de naturaleza, nos llegó del extranjero justo en un momento el que nuestras infraestructuras ferroviarias estaban pasando por una profunda transformación.

Mapa de Vías Verdes.
Mapa de Vías Verdes.

Una transformación que suponía la reorganización de todo el trazado de los ferrocarriles españoles apoyándose en dos premisas: la modernización de las infraestructuras y la escasa rentabilidad de una gran parte del sistema ferroviario, dejando fuera de uso aquellos trayectos con poca demanda de uso o cuyas infraestructuras se hubieran quedado claramente obsoletas, al mismo tiempo que se hacía una clara apuesta por el desarrollo de las comunicaciones por carretera.

Vía Verde del Esla, entre Castrofuerte y Valencia de Don Juan. León. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego;
Vía Verde del Esla, entre Castrofuerte y Valencia de Don Juan. León. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego;

Es así como en aquel momento se quedaron sin servicio cerca de 6.000 kilómetros de vías, muchos de ellos, precisamente, atravesando zonas con orografías complicadas, entornos rurales que habían venido también vaciándose en las últimas décadas o pertenecientes a entornos mineros o industriales desmantelados al empuje de los nuevos tiempos.

Algo que sucede también en un momento en el que cada vez hay más interés por desarrollar un turismo concienciado y volcado hacia destinos en los que paisaje y ecología son protagonistas y que casa a la perfección con los centenares de kilómetros que a lo largo y ancho de nuestra geografía fueron construidos, en muchas ocasiones, como digo, atravesando una orografía complicada o entornos naturales por los que resultaba imposible transitar si no era en tren.

Es así es como nace en 1993 el proyecto “Vías Verdes destinado a rehabilitar algunos de estos trazados ya sin uso, impulsado por el Ministerio de Obras Públicas y Transportes, Renfe y Feve.

Un ambicioso plan de rehabilitación de líneas ferroviarias en desuso, que sigue el ejemplo que ya existía en otros países, con el fin de promover su reacondicionamiento para que puedan ser utilizadas de nuevo como estupendos caminos por los que transitar a pie o en bicicleta.

Y de los cuales tenemos algunos interesantes ejemplos en Castilla y León: en estos momentos, nada menos que 13 tramos señalizados y acondicionados en distintos trazados ferroviarios que habían quedado en desuso o que directamente, como es el caso del ferrocarril Santander-Mediterráneo, nunca llegaron a estar completamente terminados. Precisamente en este trazado, que pretendía unir la costa cantábrica con la mediterránea después de atravesar media península, acaba de terminarse el tramo más reciente habilitado como Vía Verde en Castilla y León.

Es un trayecto de 43 km que une las localidades de Castellanos de Bureba, al norte de la provincia, con Quintanilla de Vivar, una localidad a tan solo 10 km de la capital burgalesa. Y, lo que tiene de especial, es que estos kilómetros de Vía Verde vienen a sumarse a otros que ya están en funcionamiento en ese mismo trazado ferroviario con la intención de acabar conectándolos todos y llegar a formar un gran corredor verde por el que podría viajarse a través de caminos y espacios naturales desde Santander hasta el puerto de Sagunto. De hecho, uno de los objetivos que hay trazados a medio plazo es completar el recorrido entre la capital soriana y Castellanos de Bureba pasando por la capital burgalesa, todo ello a través de caminos y viejos trazados ferroviarios que sumarán más de 160 km.

 

Pero, qué cosas deberíamos tener en cuenta si nos decidimos a preparar una escapada por una de estas Vías Verdes.

Bueno, lo primero que hay que decir es que uno de los grandes atractivos que tienen estos itinerarios es, precisamente, que están perfectamente acondicionados y no presentan, en la práctica, la más mínima dificultad para su recorrido. De hecho, una de las cosas que más se tienen en cuenta en su preparación es todo lo relacionado con la seguridad: nos los vamos a encontrar perfectamente señalizados, con barreras protectoras, puentes, indicaciones o avisos en los cruces por donde pueda haber coches…

Otra característica es, precisamente, la seguridad que da para peatones y ciclistas el hecho de que por estos caminos no pueda circular ningún otro tipo de vehículos con motor.

Y otra característica que los hace también muy apetecibles es que mantienen la suavidad en los desniveles que es propia de los trazados ferroviarios, con lo que sabemos que no nos vamos a encontrarnos con repechos importantes. De hecho, las Vías Verdes cumplen todos los requisitos para ser considerados como Caminos Accesibles en los que se han eliminado las posibles barreras para que puedan también ser disfrutados, por ejemplo, en silla de ruedas.

Como ves, se trata de propuestas que pueden disfrutar personas de cualquier edad y condición física, perfectas para hacer con niños o en familia, para las que únicamente vamos a tener en cuenta los mismos aspectos que para cualquier otra actividad que hagamos al aire libre. Es decir, preparar el equipo que vayamos a utilizar, la bicicleta casi siempre en este caso; estar atentos a la previsión meteorológica; estudiar el itinerario y prever cuáles van a ser nuestros puntos de salida y de llegada y las paradas intermedias.

Y DE COMER…
La esencia del disfrute de cualquier de nuestras Vías Verdes dista mucho de parecerse lo más mínimo a una jornada de competición ciclista o de pedaleo por carretera. Pensadas y acondicionadas para un uso recreativo, sin necesidad de correr ni acometer casi cuestas, suelen estar bien surtidas de áreas de descanso en las que echar pie a tierra, una invitación constante a reponer fuerzas a medida que se consumen. Esa es la mejor manera de mantener el esfuerzo suave pero sostenido al que obliga la bicicleta. Y todo a base de una dieta en la que los frutos secos, las barritas energéticas, las frutas y los hidratos de carbono son los protagonistas. Dada la cantidad que agua que se pierde en el esfuerzo, la ingesta de líquido, en pequeñas cantidades, debe ser prácticamente continua.

 

Todas las Vías Verdes de Castilla y León

01 – Vía Verde Sierra de la Demanda (Burgos)

Recorre 52 kilómetros, casi la totalidad del trazado ferroviario realizado a finales del siglo del XIX para extraer y comercializar el hierro y minerales de la sierra de la Demanda. La Vía Verde une las localidades de Monterrubio de la Demanda y Arlanzón, aunque el túnel del Manquillo resulta intransitable e impide la realización completa del recorrido. Atraviesa hermosos parajes de la Sierra de la Demanda y pueblos con encanto como Pineda de la Sierra o Monterrubio de la Demanda. Especialmente recomendable es el paso en torno al embalse de Arlanzón.

Una ciclista recorre la Vía Verde de la Demanda en la provincia de Burgos. España.© Javier Prieto Gallego
Una ciclista recorre la Vía Verde de la Demanda en la provincia de Burgos. España.© Javier Prieto Gallego

02 Vía Verde Santander-Mediterráneo, tramo Burgos-Cojóbar (Burgos)

Este tramo recuperado del ferrocarril Santander-Mediterráneo comprende los 14 kilómetros que median entre la capital burgalesa y la localidad de Cojóbar. En Burgos, el carril bici se toma en barrio de Parque Europa. Todo el recorrido desde allí hasta Cojóbar es prácticamente llano. La existencia de un túnel de 600 metros entre Cardeñajimeno y Modúbar de la Emparedada hace recomendable llevar linterna.

 

03 Vía Verde Santander-Mediterráneo, tramo Santelices-Túnel de la Engaña (Burgos)

Tramo de 6 km con posible problemas de discontinuidad y mantenimiento que discurre por el valle de La Engaña hasta la estación abandonada en la boca del mayor túnel de España (6.976 metros de longitud).

 

04 Vía Verde Santander-Mediterráneo, tramo Quintanilla de Vivar-Castellanos de Bureba (Burgos)

Su longitud total es de 43,7 km y atraviesa los términos de Castellanos de Bureba, Salas de Bureba, Poza de la Sal, Carcedo de Bureba, Merindad de Río Ubierna, Sotragero y Quintanilla de Vivar, situado éste a escasos 10 km al norte de la capital burgalesa.

 

05 Vía Verde Santander-Mediterráneo, tramo Soria-Hontoria del Pinar (Soria/Burgos)

Espectacular trazado de 66 kilómetros entre la capital soriana y Hontoria del Pinar, en plena Sierra de la Demanda y Picos de Urbión. Especialmente bello es el paso por la zona de pinares en el Alto Duero. Acusado desnivel entre Puerto de Monjón Pardo y San Leonardo de Yagüe.

 

06 Vía Verde de Laciana (León)

7,2 km de tazado que recupera el paso de un antiguo ferrocarril minero entre las localidades de Caboalles de Arriba y Villablino. En Caboalles de Arriba el inicio del trazado se localiza a la puerta de la Casa del Urogallo, centro de interpretación dedicado a divulgar la fragilidad de esta especie en vías de extinción y la particularidad del entorno natural del valle de Laciana.

La Vía verde de Laciana arranca en el Centro del Urogallo. Caboalles de Arriba.Comarca de Laciana y Alto Sil. León. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
La Vía verde de Laciana arranca en el Centro del Urogallo. Caboalles de Arriba.Comarca de Laciana y Alto Sil. León. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego

07 Vía Verde del Esla (León)

Esta propuesta recorre los 11 km que median entre las localidades de Castrofuerte y Valencia de Don Juan. Un trazado completamente llano que discurre a través de las llanuras de la Tierra de Campos en su límite con las vegas del Esla. Es el tramo recuperado del ferrocarril que unía Medina de Rioseco con Palanquinos. También, la primera Vía Verde puesta en marcha en Castilla y León.

Ruinas de la estación de Castrofuerte, junto a la Vía Verde del Esla. León. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego;
Ruinas de la estación de Castrofuerte, junto a la Vía Verde del Esla. León. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego;

08 Vía Verde del Tren Burra (Palencia)

Los Ferrocarriles Secundarios de Castilla extendieron diferentes ramales sobre las llanuras cerealistas de la Tierra de Campos. Tenían su nudo en Medina de Rioseco y eran conocidos, por su lentitud en algunos repechos, como El Tren Burra. Uno de esos ramales acondicionados (29,8 km) permite pedalear sin interrupción entre la capital palentina y Castromocho, con el aliciente añadido de que para llegar desde Palencia hasta el inicio de la Vía Verde hay que recorrer antes 4,3 km por las orillas del Canal de Castilla. En total suman 34,10 km de pedaleo.

Un ciclista circula por la Vía Verde del Tren Burra. Torre de Mazariegos. Palencia. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego;
Un ciclista circula por la Vía Verde del Tren Burra. Torre de Mazariegos. Palencia. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego;

09 Vía Verde de la Plata (Salamanca)

Sobre el trazado por el que discurría la línea del ferrocarril entre Plasencia y Astorga esta Vía Verde une las localidades de Alba de Tormes, Terradillos, Calvarrasa de Arriba, Arapiles y Carbajosa de la Sagrada. Son 20,2 km de recorrido con alicientes tan destacados como la propia localidad de Alba de Tormes o el Sitio Histórico de Los Arapiles.

 

10 Vía Verde del Valle del Eresma (Segovia)

Esta vía ofrece la posibilidad de pedalear por el trazado del ferrocarril que unía Segovia con Medina del Campo desde la capital segoviana hasta la estación de Yanguas de Eresma, a lo largo de 48 kilómetros. Y todo ello mientras se atraviesa una interesante variedad de entornos que incluyen los bosques de ribera, la campiña de Valverde y Hontanares, el encinar de Lobones, las alamedas y pinares del río Eresma y llanuras cerealistas.

 

11 Vía Verde del Moncayo (Soria)

El tramo acondicionado de esta vía son los 4 km que llevan desde Ólvega hasta la Mina Petra, una cantera a cielo abierto en la que se extraía oligisto y que cerró en 1980. El inicio del paseo se localiza en la cercana ermita de la Virgen de Olmacedo.

 

12 Vía Verde de Tierra de Campos (Valladolid)

Uno de los ramales de los Ferrocarriles Secundarios de Castilla unía Medina de Rioseco con Villalón de Campos, desde donde posteriormente se trazaron los ramales que permitían alcanzar Palencia y Villada. Este tramo de Vía Verde enlaza Cuenca de Campos con Villalón de Campos en 4,5 km completamente llanos y accesibles.

 

13 Vía Verde del Tren Burra, tramo de Zaratán (Valladolid)

Precisamente en las laderas meridionales de los Montes Torozos fue donde este ferrocarril se ganó a pulso el apelativo de “Burra”: el fuerte desnivel obligaba a unos esforzados resoplidos de las máquinas de vapor para acometerlos a paso tan lento que, dicen, los viajeros se bajan y subían en marcha. Son 3,2 km de gravilla compactada los que llevan desde Zaratán hasta los altos de Villanubla.

Una viejas vían rinden homenaje al tren que unía Valladolid y Medina de Rioseco en la subida al páramo de Villanubla, cerca de Zaratán. Valladolid. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego;
Una viejas vían rinden homenaje al tren que unía Valladolid y Medina de Rioseco en la subida al páramo de Villanubla, cerca de Zaratán. Valladolid. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego;

Y tú, ¿nos recomiendas alguna otra? ¿Cuál ha sido tu experiencia?

reserva-online.jpgDÓNDE DORMIR

¿Te apetece una escapada? Busca aquí tu alojamiento. Reservando aquí tu hotel o casa rural me ayudas a mantener este blog ¡Gracias!
(esto no tiene ninguna repercusión para ti en el precio).


Booking.com

TODAS LAS VÍAS VERDES DE CASTILLA Y LEÓN
4.9 (98.33%) 12 votes
More from Javier Prieto Gallego

El castillo de la Mota (Medina del Campo, Valladolid)

Castillo de la Mota. Siglo XV. Medina del Campo. Valladolid. Castilla y...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *