Un recorrido por el GR-86 en Soria

Senderista realizando el GR86 en Tiermes con la Sierra de Pela al fondo. Soria. Castilla y León. España.© Javier Prieto Gallego;
Senderista realizando el GR86 en Tiermes con la Sierra de Pela al fondo. Soria. Castilla y León. España.© Javier Prieto Gallego;
El GR-86 es un largo sendero señalizado que rodea por completo la provincia de Soria. Son 993 km de caminos en los que podrás disfrutar de la gran variedad de paisajes, espacios naturales y pueblos que atesora esta provincia.

Peregrino en Soria

El GR-86 ofrece 933 km de caminos señalizados

© Texto y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO

No hace falta que sea Año Santo ni tener pecados que penar para sentirse como un peregrino, con la mochila al hombro y el mundo por delante en busca del encuentro con uno mismo. Existen otras muchas formas de realizar ese viaje al interior que tan pegado se queda al alma. Una de ellas, sin ir nada lejos, consiste en circunvalar la provincia de Soria. A pie, por supuesto.

Eso es lo que propone el GR-86, conocido también por su nombre más largo: “Sendero Ibérico Soriano“. Se trata de una veterana propuesta senderista cuyos orígenes se remontan a los años 90 del siglo pasado y que a fuerza de perseverancia y sumar caminos ha alcanzado ya los 933 kilómetros señalizados. Bastante más que caminar de Saint Jean Pied de Port a Santiago de Compostela (775 km). Un largo viaje repartido en 39 etapas -el Camino de Santiago Francés se hace en 31-, con 6 derivaciones, 6 variantes y 1 ramal, con longitudes comprendidas entre los 6 y 27 km. Es decir, quien quiera peregrinar en Soria tiene en el GR-86 una excelente oportunidad de repetir experiencia -o probarla antes de encaminarse por el de las indulgencias-. Excepto la posibilidad de limpiar pecados y el poso de una tradición milenaria aquí encontrará prácticamente las mismas cosas: historia a raudales, paisajes de impresión, soledades infinitas, arte, naturaleza y la dureza que aporta avanzar sobre la tierra a golpe de calcetín con todas las pertenencias -temporales, al menos- a cuestas. Y, en todo caso, no deja de ser una oportunidad para echarse al monte en busca de aire puro y un poco de aventura.

Por supuesto, nadie dice que haya que hacérselo de una tacada. De hecho, lo más frecuente es el picoteo de tramos y etapas mientras se van descubriendo, siempre con la cercanía que da llegar a los sitios andando, pueblos abandonados, iglesias que se mueren de humildes, paisajes impensables, vías pecuarias, calzadas romanas, castillos, lagunas insondables, pinares inmensos y gente, mucha gente. Toda esa gente que, sin quererlo ni buscarlo, va quedando anotada en el cuaderno de viaje de los viajeros de a pie.

Estos son, brevemente, las comarcas y paisajes que atraviesa en su discurrir este camino de caminos por la provincia de Soria.

 

01 Tierra de Ágreda y Moncayo

En pura teoría, el GR-86 se define como un camino circular con principio y final aquí. Pero dado que está diseñado como un anillo que circunvala la provincia de Soria cada cual podría empezarlo donde quisiera y volvería al punto de partida 39 días después -si no se pierde, no se toma ningún día de descanso y no realiza ninguna de las derivaciones ni variantes, claro-.

Si empezase por aquí viajaría en tres etapas desde Ágreda hasta Magaña. Y encontraría dos derivaciones, una entre Fuentes de Ágreda y Cueva de Ágreda y otra entre Cueva de Ágreda y el Moncayo. Esta primera parte discurre por la vertiente del Ebro, ante la mirada del sombrío Moncayo y por entre los vericuetos de la desconocida Sierra del Madero.

GR86. Puerta Califal. Ágreda. Soria. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
GR86. Puerta Califal. Ágreda. Soria. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego

 

02 Tierras Altas y El Valle

En esta fase el viaje enlaza en 6 etapas las localidades de Magaña y El Royo, con una más que interesante derivación entre San Pedro Manrique y el despoblado de Vea. Este recorrido destaca por el enorme contraste que lleva desde los serrijones, descarnados y casi áridos, de las Tierras Altas hasta las frondosidades húmedas de la Sierra de Cebollera. La primera parte del viaje discurre por paisajes profundamente modelados por los usos ganaderos del pasado, especialmente de la Mesta, mientras en el camino se suceden despoblados, casonas nobiliarias y un puñado de yacimientos en los que quedaron impresas huellas de dinosaurios de hace unos 120 millones de años.

 

03 Pinares de Urbión

Entre la localidad de El Royo y San Leonardo de Yagüe median 10 jornadas y un cambio de paisaje radical. Se atraviesa la Sierra de Urbión y la mayor extensión de coníferas de la Península Ibérica. Y todo ello mientras se disfruta de espectaculares enclaves naturales como la Laguna Negra y sus lagunas hermanas. Otro de los alicientes es el tránsito por los Caminos Carreteros que durante 6 siglos fueron recorridos por caravanas de carretas tiradas por bueyes.

Pasarela de madera que recorre una de las orillas de Laguna Negra. Espacio Natural Laguna Negra y Circos Glaciares de Urbión. Soria. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Pasarela de madera que recorre una de las orillas de Laguna Negra. Espacio Natural Laguna Negra y Circos Glaciares de Urbión. Soria. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego

04 Oeste y Suroeste de la provincia

Tras abandonar los espesos bosques de coníferas de la Sierra de Urbión toca encaminarse hacia el costado occidental de la provincia. El paisaje se torna calizo y aparecen cañones erosionados por el discurrir de ríos como el Lobos. Más hacia el sur, de nuevo los perfiles descarnados del horizonte encierran sorpresas como la mítica ciudad celtíbera de Tiermes, a los pies de la Sierra de Pela. En esta parte del recorrido se enlazan, en nueve etapas, las localidades de San Leonardo de Yagüe con Lumias al tiempo que surgen brazos señalizados hacia Almazán o Tiermes. En el camino un apabullante legado artístico y etnográfico en localidades como El Burgo de Osma, Retortillo, Caracena o Berlanga de Duero.

 

05 Altos de Barahona

El GR-86 continúa recorriendo los páramos calizos que cierran la provincia por el sur. Es hábitat de aves esteparias como el sisón, la ganga, el alcaraván o la rara alondra de dupont. En los cielos se descubre con frecuencia el planeo del buitre leonado y el vuelo de alimoches, halcones o águilas reales. Mientras, a ras de suelo, se enlazan las localidades de Alaló con Medinaceli en 6 etapas. Un recorrido en el que se descubren también pequeñas localidades y abundan las construcciones sencillas, hechas con los materiales que da la tierra, piedra caliza y barro, cada día un poco más cerca de desaparecer para siempre. En medio de un panorama algo desolador, sorprende el poderío del perfil encastillado de la localidad de Rello, con un estupendo recinto amurallado medieval. Otro descubrimiento a explorar con tiempo, son las atalayas circulares que vigilaron el tránsito por estos mismos caminos en el tiempo en el que se estableció justamente aquí la frontera entre Castilla y el Califato de Córdoba.

 

06 Alto Jalón

La localidad de Medinaceli, en alto sobre los valles circundantes, jugó a lo largo de la historia casi siempre el mismo papel: el de marca fronteriza, primero entre cristianos y musulmanes y después entre los reinos de Castilla y Aragón. Y todo ello sin dejar de ser un territorio obligado de paso y cruce de caminos desde tiempos romanos, tal como proclama en lo más alto del cerro su monumental arco de triple arcada, único en la península en su estilo. El viaje prosigue hacia el sureste de la provincia hasta su misma esquina para remontar, a partir de Iruecha, rumbo norte. Cuatro etapas de caminos entre sabinares y encinares enlazan Medinaceli con Santa María de Huerta.

 

07 Soria Este

El impresionante refectorio del Monasterio de Santa María de Huerta despide al caminante que afronta las siete últimas etapas de esta circunvalación a la provincia soriana. En el camino se encuentra con las variantes hacia las localidades de Mazaterón y Cihuela, y el ramal que corta la provincia más o menos por la mitad y que une Quintanas de Gormaz, en el extremo occidental, con Monteagudo de las Vicarías, en el oriental.

Refectorio del monasterio de Santa María de Huerta. Soria. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Refectorio del monasterio de Santa María de Huerta. Soria. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego

También en bicicleta

Dada la longitud del recorrido total propuesto -933 km-, la bicicleta todo terreno se presenta como una estupenda opción para quien se plantee realizar este viaje de una sola vez. El GR86 incluye una gran variedad de caminos a lo largo de todo su trazado. Desde la página web que sirve de guía a este sendero de gran recorrido se asegura que cuenta con un muy alto porcentaje de kilómetros que pueden realizarse en bicicleta.

Más información

Mapa oficial del trazado del GR-86 por la provincia de Soria. Año 2016.
Mapa oficial del trazado del GR-86 por la provincia de Soria. Año 2016.

Todo este largo trazado cuenta con una guía web en la que es posible consultar todo tipo de detalles, desde alojamientos, la descripción de los itinerarios, los mapas o, incluso, descargarse el track para el GPS: www.gr86soria.es

 

Así lo publiqué en EL NORTE DE CASTILLA

Reportaje sobre el GR-86 publicado por Javier Prieto Gallego en EL NORTE DE CASTILLA.
Reportaje sobre el GR-86 publicado por Javier Prieto Gallego en EL NORTE DE CASTILLA.
reserva-online.jpgDÓNDE DORMIR
 Reserva aquí tu hotel o casa rural.


Booking.com

 

Un recorrido por el GR-86 en Soria
5 (100%) 2 votes
More from Javier Prieto Gallego

I Campeonato de Cetrería del Norte de España (León)

LA FIESTA DE LOS CETREROS El pasado fin de semana tuvo lugar...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *