IERONIMUS: una visita a las torres de la catedral Vieja (Salamanca)

Panorámica de Salamanca desde lo alto de la catedral Nueva de Salamanca y vistas de la Clerecía. Salamanca. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Panorámica de Salamanca desde lo alto de la catedral Nueva de Salamanca y vistas de la Clerecía. Salamanca. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
La visita a las alturas de la catedral Vieja de Salamanca ofrece una oportunidad única que descubrir algunos de sus rincones más secretos. También de disfrutar de las mejores vistas de la ciudad de Salamanca. Te cuento cómo es el recorrido de la exposición permanente Ieronimus, una de las paradas imprescindibles de cualquier visita a la ciudad. Recuerda que reservar tus alojamientos a través de SIEMPRE DE PASO me ayuda a generar contenidos gratuitos de calidad para este blog.

VÉRTIGO EN LA CATEDRAL

La exposición Ieronimus brinda un insospechado recorrido por el interior de las torres medievales de la catedral Vieja salmantina. También una original forma de asomarse a su espectacular retablo mayor.

© Texto y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO

 

Mirar desde arriba el interior de una enorme catedral ya no es sólo privilegio de los ángeles. Ni de los aficionados a las maquetas. En Salamanca, desde el año 2002, una exposición permanente ha permitido ir abriendo de forma progresiva diferentes espacios de su catedral Vieja a la curiosidad. Desde ese momento y hasta hoy, casi dos millones de personas, a una media de casi 112.000 al año, han disfrutado de un paseo de asombros mientras descubrían recovecos catedralicios nunca abiertos hasta entonces, rincones oscuros que sirvieron de mazmorras inaccesibles en otros tiempos, escaleras de caracol que parecen hundirse hasta el infierno o pasillos aéreos colgados de los muros a muchos metros sobre el suelo. Poco a poco el recorrido se ha ido ampliando y hoy permite que la visita se asome a dos terrazas de vistas impensables desde abajo. Una, acondicionada sobre el techo de la llamada torre Mocha, y la otra, sobre el pórtico de entrada a la catedral Nueva. El conjunto forma ahora un paseo por las alturas en el que casi se llegan a tocar las escamas de la cúpula de la torre del Gallo, y todo ello mientras se disfruta de una privilegiada panorámica de la ciudad y se curiosean documentos y objetos relacionados con la historia constructiva de la seo. Otras estancias que han acabado incluidas en el recorrido son la Sala del Reloj, en la que estuvo el mecanismo del reloj y la Sala de las Campanas, la estancia más elevada de la catedral y el punto de vista más elevado de la ciudad.

Retablo mayor. Catedral Vieja. Salamanca. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Retablo mayor. Catedral Vieja. Salamanca. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego

El recorrido comienza en la estancia más hermética y temible de la torre Mocha, la mazmorra construida en su base para albergar prisioneros. Aunque hoy es el recibidor al que se accede desde la calle, en la época medieval de su construcción sólo tenía acceso por la escalera en la que ahora se inicia la ascensión hacia el interior de la torre. Enseguida se alcanza la llamada estancia del Carcelero, pequeño ensanche realizado durante la ampliación en el siglo XIII de la inicial atalaya defensiva, y unas revueltas más arriba la estancia del Alcaide. En ella, desde la ventana geminada abierta en una de sus paredes, se tiene una estupenda vista de la nave principal de la catedral Vieja y, sobre todo, una perspectiva única para la contemplación del asombroso retablo mayor que adorna la cabecera del templo, un auténtico pelotazo de luz y color que se despliega como un inmenso álbum de cromos, de diapositivas divinas, en el que se explica paso a paso la vida de Cristo y la Virgen. El retablo es una espléndida realización del siglo XV, de estilo gótico internacional, diseñado de manera que se adapta perfectamente a la forma curva del espacio absidal. Por su técnica y calidad es una de las obras más sobresalientes de Europa en su género realizado, hacia 1439, por los hermanos florentinos Dello, Nicolás y Sansón Delli, en colaboración con otros artistas.

Recorrido por la Exposición Ieronimus. Catedral Vieja. Salamanca. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Recorrido por la Exposición Ieronimus. Catedral Vieja. Salamanca. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego

DE CASTILLO A CATEDRAL

La gestación arquitectónica de la catedral Vieja salmantina, entre los siglos XII y XV, se inicia por la cabecera, al tiempo que se traza el muro perimetral de la iglesia para delimitar el espacio dedicado al templo. En ese primer periodo de construcción se levanta a los pies un primer bastión defensivo con acceso únicamente desde el interior. Dentro de él se distribuyen diferentes estancias, entre ellas la mazmorra de los prisioneros
o la sala del Alcaide, destinadas al servicio de la fortaleza. Por esas estancias, acondicionadas de nuevo tras eliminar los tabiques realizados a partir de 1614, cuando comenzaron a usarse como viviendas, es por las que se inicia el recorrido de la exposición. El nombre de Ieronimus recuerda a Jerónimo de Perigeaux, obispo de Salamanca en el momento en el que es restaurada la Diócesis en el año 1102.
Sala del Alcaide. Exposición Ieronimus. Catedral Vieja. Salamanca. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Sala del Alcaide. Exposición Ieronimus. Catedral Vieja. Salamanca. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego

Está formado por 53 tablas distribuidas en 11 calles y cinco cuerpos de altura que comienzan el relato de iconográfico de abajo arriba y de izquierda a derecha desplegando un apabullante muestrario de escenas de la Historia Sagrada, en el que la intensidad del color atrae la mirada desde cualquier rincón del templo como las flores lo hacen con las mariposas. Aunque sea desde la ventada de la estancia del Alcaide, tapiada durante siglos hasta que las restauraciones han vuelto a permitir que sea usada para asomarse al templo y al retablo. Entre otras cosas, el recorrido expositivo da a conocer que las estancias contenidas en la torre Mocha estuvieron tabicadas y acondicionadas como viviendas de los servidores de la catedral, y especialmente de los campaneros, desde 1614 y hasta los años sesenta del siglo XX. De hecho, este uso hizo que se produjeran daños en la estructura del edificio como consecuencia, por ejemplo, de la instalación de una cocina de leña en la estancia del Alcaide o un retrete en la del Carcelero, con desagüe a un pozo practicado en la misma torre.

Retablo mayor. Catedral Vieja. Salamanca. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Retablo mayor. Catedral Vieja. Salamanca. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego

El viaje continúa en ascenso hacia la sala de la torre Mocha, cuyo suelo se corresponde con el plano defensivo de la torre medieval. Las reformas llevadas a cabo en el siglo XVIII, cuando la torre ha perdido ya su valor defensivo, elevan su altura en una planta. Más arriba quedan la primera de las terrazas, que deja asomarse a los tejados de la iglesia y mirar de tú a tú a la personal torre del Gallo, y la sala de la Bóveda. Una pasarela permite el salto al colindante espacio de la catedral Nueva, que se descubre desde arriba, y a la terraza abierta sobre el pórtico de esta catedral, al que se llega por una escalera de caracol del siglo XVI. Sólo un punto y seguido en un viaje por las alturas ignotas de estas dos catedrales siamesas que descubre sus más íntimos recovecos a quien quiera perderse en ellos.

Retablo mayor. Catedral Vieja. Salamanca. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Retablo mayor. Catedral Vieja. Salamanca. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Cúpula y torre del Gallo de la catedral de Salamanca. Salamanca capital. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Cúpula y torre del Gallo de la catedral de Salamanca. Salamanca capital. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
INFORMACIÓN
Exposición IERONIMUS
Lugar: Entrada por la Torre Mocha de la catedral de Salamanca. Plaza Juan XXIII, s/n, 37003 Salamanca.
Teléfono: 923 26 67 01.
Horario: Lunes-domingo. Del 1 de enero al 28 de febrero: de 10.00 a 18.00 horas. Del 1 de marzo al 31 de diciembre: de 10.00 a 20.00 horas.
Web: www.ieronimus.com

reserva-online.jpgDÓNDE DORMIR

¿Te apetece una escapada? Busca aquí tu alojamiento. Reservando aquí tu hotel o casa rural me ayudas a mantener este blog ¡Gracias!

(esto no tiene ninguna repercusión para ti en el precio).



Booking.com


IERONIMUS: una visita a las torres de la catedral Vieja (Salamanca)
5 (100%) 2 votes
More from Javier Prieto Gallego

Villas históricas de León

Un viaje de este a oeste por la provincia de León conociendo...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *