Dónde asistir a la berrera en Castilla y León

¿Te apetece asistir al espectáculo natural que supone escuchar el bramido de los ciervos durante su periodo de celo? Aquí te apunto algunos de los espacios naturales de Castilla y León donde te puede resultar más fácil disfrutar de la berrea. Incluso si viajas con niños.

LOS TENORES DEL BOSQUE

© Texto y fotografías: Javier Prieto Gallego

descargar-pdf
El enlace de descarga está al final del texto.

Cada año la misma canción: en cuanto las horas de luz empiezan a menguar más que un jersey mal lavado, la temperatura se suaviza tanto que es peligroso salir por la noche sin rebeca y se humedece el ambiente con las primeras lluvias a los “tenores del bosque” les entra una sofoquina que no ven manera de aplacar más que cantando. Son los pregoneros del otoño. La berrea, el concierto de año nuevo con el que los ciervos de nuestros bosques solo pretenden una cosa: demostrar que son los más machos entre los machos. Como si fuera una especie de concurso de “La Voz”, quien demuestre tener los mejores solos, los más profundos, se llevará de premio un pequeño harén de hembras reproductoras con las que tendrá que demostrar, también, que no cantaba de falsete.

Es así cómo el ciclo vital de los ciervos tiene organizado su calendario. Y la berrea es uno de los puntos culminantes. Imprescindible para que la especie se perpetúe en las mejores condiciones.

Pero la berrea es también un espectáculo de la naturaleza en sí mismo. Sobre todo un espectáculo sonoro. Aunque el empeño que ponen los machos en edad reproductora por ser los escogidos es tan grande que les hace mostrarse en campo abierto, y resultan más fáciles de contemplar que en cualquier otro momento del año, basta escuchar el eco de sus bramidos rebotando por lo profundo del bosque para sentirse plenamente recompensado. Puede que sea también una conexión atávica del hombre con su pasado más remoto, con la época en la que desde su cueva escuchaba la misma canción.

Audio del programa PISTAS (Onda Cero) hablando de la berrea en Castilla y León.

Para los ciervos, lejos de presentarse como periodo de relajado cortejo en busca de una hembra con la que tener descendencia, es el momento de año de mayor actividad y estrés. La competencia es dura y hacerse con el mejor harén -ser el elegido de las mejores hembras- no es fácil. Para algunos, el concierto de bramidos es tan agotador que incluso se dejan la vida en él. Es un periodo en el que los ciervos tienen que darlo todo. No solo es que compitan con el resto de sus congéneres porque su bramido sea el más impresionante, para algunos ejemplares esta competición es tan exigente que incluso descuidan su alimentación y acaban muriendo por falta de fuerzas.

Y eso, cuando la disputa por las hembras no termina en lucha de cornamentas, algo, también, de los más habitual en tiempo de berrea. Porque entre las funciones que tiene este canto de amor salvaje está, precisamente, el de alejar al resto de los machos del grupo de hembras tras el que vaya el pretendiente. Y es cuando otro macho pretendiente no se da por aludido cuando el choque de cuernos resulta inevitable. Todo vale con tal de ser el elegido.

De hecho, el trajín de estos cortejos fatiga solo con verlo: no es que haya que vaciar los pulmones hasta quedarse sin aire, también hay que demostrar estar en buena forma, tener buena planta y dotes de mando. Entre las acciones de conquista están las de lucirse ante las hembras, subir y bajar por el monte acotando un territorio en el que no dejar entrar a nadie más o el de empujar al rebaño de hembras a un lugar con menos disputa.

Todo ello hace de la berrea, un periodo de celo que viene a durar 3 o 4 semanas al comienzo del otoño o finales del verano, un espectáculo de la naturaleza sin parangón en nuestro calendario. También un espectáculo al que cada vez quiere asistir un mayor número de personas. Y eso, para los ciervos sobre todo, es un gran problema. Como advierten los expertos en temas medioambientales, el ciervo es un animal muy tímido, que rehúye en seguida el contacto y al presencia del hombre y sentirse observado por quienes acuden a disfrutar de la berrea puede inducir al ciervo a abandonar el cortejo o, incluso, a marcharse a otros lugares más apartados donde puede que no tenga ninguna posibilidad de reproducirse. Algo que deberíamos evitar a toda costa.

Por eso al llegar estar fechas, los encargados de gestionar los entornos naturales en los que más habitualmente se da la berrea apuntan una serie consejos que deberían seguir quienes quieran acercarse a disfrutarla: el principal es no interferir de ningún modo en el comportamiento de los ciervos y mantenerse lo más alejado posible -para lo cual es imprescindible contar con telescopios o binoculares-. Lo mejor, apuntan, es hacerlo a través de algunas de las empresas que se dedican a organizar visitas para la observación de la berrea. Ellos cuentan con todos los permisos necesarios pero, sobre todo, con la experiencia para saber dónde están los mejores puntos de observación. Además, hay que tener en cuenta que, como en toda actividad de observación en la naturaleza, el avistamiento de una determinada especie salvaje nunca está garantizada al cien por cien.

Un aficionado observa con prismáticos el discurrir de la berrea en la Montaña Palentina. Palencia. Castilla y León. España.© Javier Prieto Gallego;
Un aficionado observa con prismáticos el discurrir de la berrea en la Montaña Palentina. Palencia. Castilla y León. España.© Javier Prieto Gallego;

Dónde asistir a la berrea en Castilla y León

PALENCIA
La Montaña Palentina es uno de los lugares favoritos escogido por quienes buscan acudir a este espectáculo en Castilla y León. En ella se dan una serie de circunstancias, entre las que destaca el tipo de vegetación predominante, que propicia el desarrollo de esta especie, y una orografía favorable a la observación. Lo mejor es ponerse en contacto directo con la Casa del Parque Natural Fuentes Carrionas y Fuente Cobre-Montaña Palentina, en Cervera de Pisuerga (tel. 979 139 401). Ahí nos van a poner al tanto de las empresas autorizadas a realizar actividades dentro del parque como de las sendas señalizadas que podemos recorrer por libre. Los entornos con una mayor probabilidad de observación son el embalse de Ruesga, la senda de la Tejeda de Tosande, la senda del Gigante del Valle Estrecho, el Mirador del Alto de la Varga o el mirador de Alba de los Cardaños.

LEÓN
El Parque Regional de los Picos de Europa, también en la Cordillera Cantábrica, alberga una importante población de ciervos, con lo que las posibilidades de asistir -o al menos escuchar- los bramidos de esta especie son bastante amplias. Desde la Casa del Parque de Valdeburón organizan rutas guiadas los fines de semana y festivos. La hora de partida es a las 17 y el regreso sobre las 21,30 0 22 h. Se trata de un paseo corto -como mucho tres kilómetros- hasta el punto de observación. Tel. 676 055 405. Desde la Casa del Parque del Torreón (tel. 676 416 778), en Puebla de Lillo, las salidas guiadas parten a las 17,30 h. Es una ruta circular de unos 7 km. El precio en ambos casos es de 10 €, menores de 12 años, 5 €. Es muy importante reservar con tiempo porque los grupos se completan rápidamente.

SEGOVIA (Especial para ir con niños)
Un buen lugar disfrutar de la berrea sin mucha complicación es la finca del Palacio de Riofrío. El palacio se encuentra en el interior de una finca de 640 hectáreas de bosque adehesado con una nutrida población de gamos y ciervos, por lo que la escucha de la berrea está prácticamente asegurada durante el periodo de celo. También existe la posibilidad de transitar a pie por la carretera que atraviesa la finca, desde donde también resulta relativamente sencilla la observación.  Con niños, una opción muy interesante es el recorrido de la “Senda del Mirador“, un corto paseo (1,5 km) por el entorno del palacio. Está señalizada y conduce hasta un pequeño mirador desde el que se contempla una zona de la finca. También es un buen punto de observación para la berrea.

Plano de la senda del mirador. Palacio de Riofrío.
Plano de la senda del mirador. Palacio de Riofrío.

 

 SORIA
El bramido de los ciervos puede escucharse en los bosques que pueblan las laderas  de los Picos de Urbión, por ejemplo en las cercanías del Puerto de Santa Inés y en el entorno de localidades como Covaleda, Duruelo, Salduero, Vinuesa o Molinos. Desde la Casa del Parque Natural de la Laguna Negra y circos glaciares de Urbión, en Vinuesa, informan sobre empresas que organizan actividades de observación o senderos señalizados en los que es probable, al menos, escuchar los bramidos (tel. 975 37 74 90). También en muchos de los pueblos de Sierra Cebollera, incluyendo el puerto de Piqueras y el entorno de San Pedro Manrique.

ZAMORA
La Sierra de Culebra, en la provincia de Zamora, es otro de los entornos naturales en los que el ciervo proclama su celo. Un posible punto de observación se localiza en carretera une Puebla de Sanabria con Río Honor de Castilla (a unos 6 km de Puebla). También es posible realizar observaciones desde lo alto de La Pedrizona, mirador natural con una amplia panorámica de la sierra y hasta donde se llega desde la localidad de Ferreras de Abajo.

 

CONSEJOS PARA DISFRUTAR DE LA BERREA

*  Los mejores momentos para disfrutar de la berrea son el atardecer y el amanecer. Los bramidos se escuchan con bastante facilidad. Verlos sin molestarlos requiere experiencia y equipo de observación.

* La observación de animales salvajes en su hábitat nunca puede garantizarse al cien por cien. Confórmate con la experiencia de salir al campo. Si vas con expertos siempre aprenderás algo, aunque no veas la especie que buscabas.

* Para no alterar el comportamiento natural de la fauna y realizar una visita respetuosa y sostenible con el medio ambiente, guarda una amplia distancia con los animales silvestres. * Pregunta por los puntos de observación de la berrea recomendados por los responsables de los espacios naturales.

* No transites por los caminos con tu vehículo. Algunos caminos tienen acceso restringido. La circulación de los vehículos provoca graves molestias a la actividad normal de la fauna.

* Se recomienda acudir al servicio de empresas de turismo de observación de fauna autorizadas que existen en Castilla y León.

* En caso de practicar senderismo, se recomienda utilizar la red de senderos señalizados en los distintos espacios y no salirse de ellos.

* Asegúrate de que no sea día de caza. Infórmate previamente de los lugares donde no está previsto que se desarrolle la actividad cinegética.

 

MAPA DE LA BERREA EN CASTILLA Y LEÓN

reserva-online.jpg
DÓNDE DORMIR
¿Vas a asistir a la berrea? Busca dónde alojarte y reserva aquí tu hotel o casa rural.


Booking.com

 

DESCÁRGATE GRATIS la versión en PDF de este reportaje tal y como la publiqué en

EL NORTE DE CASTILLA

NOR GPS 30092016 : GPS Planillo : 1 : Página 1

NOR GPS 30092016 : GPS Planillo : 2 : prieto berrea 2 y 3

PUEDE QUE TAMBIÉN TE INTERESE

Equipo para disfrutar de la berrea

¿Vas a salir a disfrutar de la berrea? ¿Tienes todo lo necesario? Echa un vistazo… por si acaso.

La berrea y otras cosas que hacer en la Montaña Palentina

La berrea cobra una especial importancia cada año en la franja montañosa conocida como Montaña Palentina, que atesora, además, una gran cantidad de hermosos rincones y bellos pueblos, y cuenta también con emblemáticas montañas como los picos de el Espigüete y Curavacas.

Dónde asistir a la berrera en Castilla y León
4.9 (98.18%) 11 votes

896total visits,1visits today

More from Javier Prieto Gallego

Un viaje a la Sierra de Gata (Cáceres)

Pueblos al sol, viejos castillos y hablas extrañas en el norte de...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *