La Lora de Valdivia (y II)

Reconstrucción del Pozo de los Lobos del Páramo de la Lora. Un pozo circular rodeado por una cerca de piedra era el punto hacia el que se acosaba a los lobos para que acabaran cayendo en él. Palencia. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
La Lora de Valdivia es un territorio lleno de atractivos que se extiende por el norte de las provincias de Palencia y Burgos. En él se sitúan lugares como La Cueva de los Franceses, el mirador de Valcabado o el paraje de Covalagua

Cuevas, agua y horizontes despejados

Texto y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO

La prueba de que lo dicho antes del océano y las montañas no es un cuento chino queda bien ventilada asomándose al mirador de Valcabado, hasta el que acerca la misma carreterilla que pasa junto a la cueva. Ahí mismo, el borde del páramo sirve cómo balcón desde el que alimentar los vértigos mientras se disfruta de una excepcional vista del valle cántabro de Valderredible, casi casi como si a uno lo hubieran obligado a saltar desde una avión. Lo cual, por otra parte, compensa la dosis de claustrofobia que siempre acompaña los paseos bajo el subsuelo.

A quienes el cuerpo les pida algo más que el turismo contemplativo pueden aventurarse por el corto paseo señalizado que, desde el mismo mirador, lleva hasta el pozo de los Lobos, una trampa utilizada en el pasado para conducir hasta ella a estos depredadores. El paseo discurre en paralelo, aunque a una cierta distancia de los cantiles, hasta que una depresión del terreno muestra el borde hundido del páramo y el único lugar por el que puede empezarse a bajar. Por ahí se encajona el sendero hacia la centenaria trampa de la misma forma que se conducía a los lobos mostrándoles una única vía de escape. Como la omnipresencia de la roca hacía difícil cavar un hoyo en el que hacerlos caer –que es como funcionaban estas trampas-, esta lobera presenta la particularidad de estar formada por un cerco de piedras –en lugar de por un agujero- en cuyo interior se precipitaban los lobos tras conducirles hacia él por una disimulada rampa.
El menhir de Canto Hito despunta sobre la horizontalidad apabullante del Páramo de La Lora de Valdivia. Ruta geológica señalizada "La Memoria del Páramo". Reserva Geológica de Las Loras. Espacio Natural de Covalagua. Palencia. España.
El menhir de Canto Hito despunta sobre la horizontalidad apabullante del Páramo de La Lora de Valdivia. Ruta geológica señalizada “La Memoria del Páramo”. Reserva Geológica de Las Loras. Espacio Natural de Covalagua. Palencia. España.
Otra prueba de que, a pesar de lo que pueda parecer, el hombre lleva trotando estos horizontes más de un invierno es el menhir conocido como Canto Hito, un trozo de roca puesto por el hombre hace 3.000 años con alguna función hoy desconocida y al que se llega desde la entrada de la Cueva de los Franceses en un kilómetro.
Pasarelas de madera y miradores que recorren el espacio natural de Covalagua. Palencia. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Pasarelas de madera y miradores que recorren el espacio natural de Covalagua. Palencia. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Un buen lugar para sosegar tantas emociones es el valle de Covalagua, un pliegue de verdor que parece contradecir la aridez inmediata de la paramera. En realidad se trata del desagüe hacia el que se inclinan muchas de las corrientes subterráneas del páramo que acaban brotando por él formando bellas cascadas mientras dan lugar al nacimiento del río Íbias. Todo ello bien abrigado por una cobertura vegetal de quejigos y rebollos entre cuyas sombras los bocadillos saben a gloria. 
EN MARCHA. La Cueva de los Franceses se localiza en el extremo nororiental de la provincia de Palencia. El acceso se puede realizar desde Aguilar de Campoo por la N-627 en dirección a Burgos. Cinco kilómetros después, un ramal conduce a Pomar de Valdivia y Revilla de Pomar. Desde esta última la carretera continúa hasta la entrada a la cueva y finaliza en el mirador de Valcabado.
LA CUEVA. Abre de martes a domingo, de 10,30 a 15 y de 16 a 20 horas. Información y reservas: tel. 659 94 99 98. Web: www.lacuevadelosfranceses.es. Las visitas se realizan a las horas en punto y tienen una duración aproximada de entre 45 minutos y una hora. La temperatura del interior de la cueva es de 10º centígrados.

reserva-online.jpg

DÓNDE DORMIR
¿Te apetece ir? Reservando aquí tu hotel o casa rural me ayudas a elaborar este blog ¡Gracias!


Booking.com

No te pierdas la primera parte de este reportaje:
La Lora de Valdivia (y II)
5 (100%) 6 votes
More from Javier Prieto Gallego

Playa de San Miguel (Cabo de Gata, Almería)

© Texto y fotografía: JAVIER PRIETO GALLEGO Un pescador organiza sus aperos en...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *