Real Bibloteca de El Escorial (Madrid)

Real Biblioteca de El Escorial. Madrid. España, 1998 © Javier Prieto Gallego;
Real Biblioteca de El Escorial. Madrid. España, 1998 © Javier Prieto Gallego;
Fotoblog: La sala principal de la Real Biblioteca de El Escorial es uno de los grandes atractivos de la visita al monasterio. Fue concebida por el rey Felipe II para concentrar en ella todo el saber acumulado por el hombre hasta ese monento.

SIMPLEMENTE, LO QUE VEO/fotos de mi archivo

Esta biblioteca fue fundada por el rey Felipe II en el Real Monasterio de El Escorial y responde a su preocupación por hacer del monasterio un centro de sabiduría y poder. La pieza más noble de la Real Biblioteca de El Escorial se conoce como Salón Principal o Salón de Impresos, dado que se destinó a guardar los libros impresos de autores antiguos, como griegos, latinos y hebreos, con los cantos dorados hacia fuera para lograr una mayor sensación de uniformidad. También se le conoce como Salón de los Frescos, en alusión a las pinturas que adornan el techo abovedado y las cornisas. Precisamente, estos frescos, cuyos temas fueron ideados por Juan de Herrera y Fray José de Sigüenza, aportan un aire sacro a la estancia. No es casual. Las pinturas fueron realizadas por Pellegrino Tibaldi y sus colaboradores, entre los que se encontraba Bartolomé Carducho, y se sabe que Tibaldi llegó a plantearse este trabajo como una especie de homenaje a Capilla Sixtina.

La sala mide 54 metros de largo, 9 de ancho y 10 de alto. Tiene  planta rectangular y está emplazada sobre el vestíbulo de la entrada principal. Recibe luz abundante por cinco ventanas y cinco balcones que dan al Patio de los Reyes, y siete ventanas que dan a la Lonja de poniente. El pavimento es de mármoles blancos y oscuros. En medio de la sala se encuentran cinco mesas de mármol pardo con cercos de bronce, colocadas sobre un zócalo, y pilastras también de mármol y jaspe, en las cuales se forman dos plúteos llenos de libros. Hay, además, dos veladores ochavados de pórfido, obra de Bartolomé Zumbigo, regalo de Felipe IV. En el centro se deja un amplio espacio libre para instalar los instrumentos científicos, como esferas armilares, astrolabios y globos terráqueos. [Real Biblioteca de El Escorial, 1998 © Javier Prieto Gallego.] Puedes ver otras fotografías de mi archivo en este enlace.

Puede que también te interese

Real Monasterio de El Escorial (Madrid)

Una jornada dedicada a visitar el Real Monasterio de El Escorial da para disfrutar del recorrido turístico por el interior del monasterio, pero también para pasear por los interesantes jardines de las Casitas del Infante y del Príncipe. O para acercarse hasta la conocida como Silla de Felipe II, el asiento labrado en el granito desde el que la tradición sostiene que el monarca vigilaba el desarrollo de las obras.

Leer más

Real Bibloteca de El Escorial (Madrid)
5 (100%) 1 vote
More from Javier Prieto Gallego

Equipo para disfrutar de la berrea

QUÉ LLEVAR Son apenas dos o tres semanas al inicio del otoño...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *